Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
17 de dic de 2017
tarta de cumple del Papa Francisco
Francisco cumple hoy 81 años. Es el quinto cumpleaños que festeja como Papa.

17 de dic de 2017
El Papa introdujo el rezo del Ángelus del tercer domingo de Adviento - domingo de la alegría – haciendo resonar la invitación de la liturgia a percibir el espíritu que nos prepara a vivir la Navidad del Señor, es decir la alegría

16 de dic de 2017
En uno de los lugares más significativos del cristianismo de Oriente se restauraron el edificio que custodia antiquísimos manuscritos y la gran Transfiguración del siglo VI en el ábside de la Basílica. Una respuesta simbólica a los yihadistas.

15 de dic de 2017
Las pinturas, que representan dos figuras femeninas, fueron descubiertas durante la restauración de la Sala de Constantino: «El trazo es inconfundible, pertenecen al último periodo de vida del maestro».

13 de dic de 2017
Noticia desmentida por el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede luego del lanzamiento de una aplicación que prometía un contacto directo con el Sucesor de Pedro.

16 de dic de 2017
Una instrucción de la Congregación de los Santos dedicada a los procedimientos de conservación y a la certificación de la autenticidad de los restos de los santos insiste en la imposibilidad de venderlas.

Una imagen...
Llevar el Evangelio también al espacio
Últimos 10 comentarios
en cualquier parte del sitio
Noticias
11 de dic de 2017 - José Herrera Valdés (i)
Ceguera de obispos mexicanos, creyendo con la mejor voluntad (Vamos a pensar), que el pueblo se leva...
Santoral
05 de dic de 2017 - María del Carmen (i)
Ha sido fascinante conocer a esta Santa ...
Santoral
04 de dic de 2017 - Alberto (i)
Felicidades por Santa Bárbara a todos los valles mineros de Asturias (Mieres, Riosa, Morcín y Lena) ...
Noticias
04 de dic de 2017 - Rosy (i)
Buenas Noticias Lupita Myanmar Asia Indonesia bien bien . el papa a los obispos de Myanmar 29 de Nov...
Noticias
04 de dic de 2017 - Rosy (i)
Buenas Noticias Lupita Myanmar Asia Indonesia bien bien . el papa a los obispos de Myanmar 29 de Nov...
Santoral
25 de nov de 2017 - Abel
Sr. las afirmaciones se basan en fuentes, no en linchamientos. Así sea solo por el mejor modo de dec...
Santoral
25 de nov de 2017 - David Rivera (i)
Por favor dejen de mencionar que Pedro Bonilli fue terciario Franciscano. el solo leer la historia b...
Noticias
25 de nov de 2017 - Rosy (i)
Bueno Lupita . Los pobres son nuestro pasaporte al paraíso. Es deber evangelio cuidad a los que sufr...
Boletines de ETF
22 de nov de 2017 - Beatriz Cazorla (i)
Hola me gustaria ser capillera de la Virgen de coromoto,aun no tengo notificacion de que pueda serlo...
Noticias
21 de nov de 2017 - Esperanza Palacios v (i)
Para mi son muy importantes, porque es una manera de hablar con Dios. ...
La liturgia de hoy
Domingo 17 de diciembre ~ Tiempo de Adviento ~ Ciclo B ~ Año Par
Los vínculos precedidos de son desplegables, hay que hacer click en ellos para que se abran
Se está utilizando la liturgia en modo reducido - utilizarla en modo completo
Hoy celebramos:
Completas
Las Completas de Domingo I y II se usan respectivamente tras las primeras y segundas vísperas de Domingo.
También se utilizan en las solemnidades (después de I y II Vísperas respectivamente) aunque no caigan en domingo.
En las fiestas, aunque no caigan en domingo, se utiliza después de Vísperas las Completas de Domingo I o II (a libre elección).
Si se van a rezar de memoria, puede utilizarse cualquiera de estas dos, cualquier día de la semana [Ord. Gral. n 88].
En Triduo Pascual, si corresponde rezarlas (ver rúbrica al inicio del día), se utiliza Domingo II, con responsorio especial.
Rezar el Oficio de Difuntos:
Hora Intermedia: Tercia   Sexta   Nona  
El Oficio de Difuntos puede utilizarse a voluntad, según las necesidades de cada orante.
Las oraciones deben adaptarse, cambiando el género y número, según las circunstancias.
Preparar una hora litúrgica a partir de un Común:
Con esta funcionalidad es posible montar una celebración de las Horas utilizando los textos de cualquier "común", de modo de poder utilizar el programa para celebraciones no previstas en el calendario litúrgico español
Naturalmente los textos propios, si es que la celebración los tiene, deben buscarse desde la fuente que corresponda (el propio diocesano, por ejemplo).
Escoger la hora:
Celebrarla como:
Escoger un Común:
Dice el Evangelio de hoy:
Is 61,1-2a.10-11: Desbordo de gozo con el Señor.
Lc 1,46-50.53-54: Se alegra mi espíritu en Dios mi salvador.
1Ts 5,16-24: Que vuestro espíritu, alma y cuerpo sea custodiado hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo.
Jn 1,6-8.19-28: En medio de vosotros hay uno que no conocéis.
Is 61,1-2a.10-11: Desbordo de gozo con el Señor.
El Espíritu del Señor está sobre mí, porque el Señor me ha ungido. Me ha enviado para dar la buena noticia a los que sufren, para vendar los corazones desgarrados, para proclamar la amnistía a los cautivos, y a los prisioneros la libertad, para proclamar el año de gracia del Señor.
Desbordo de gozo con el Señor, y me alegro con mi Dios: porque me ha vestido un traje de gala y me ha envuelto en un manto de triunfo, como novio que se pone la corona, o novia que se adorna con sus joyas. Como el suelo echa sus brotes, como un jardín hace brotar sus semillas, así el Señor hará brotar la justicia y los himnos ante todos los pueblos.
1Ts 5,16-24: Que vuestro espíritu, alma y cuerpo sea custodiado hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo.
Hermanos: Estad siempre alegres. Sed constantes en orar. Dad gracias en toda ocasión: ésta es la voluntad de Dios en Cristo Jesús respecto de vosotros.
No apaguéis el espíritu, no despreciéis el don de profecía; sino examinadlo todo, quedándoos con lo bueno. Guardaos de toda forma de maldad.
Que el mismo Dios de la paz os consagre totalmente, y que todo vuestro espíritu, alma y cuerpo, sea custodiado sin reproche hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo. El que os ha llamado es fiel y cumplirá sus promesas.
Lc 1,46-50.53-54: Se alegra mi espíritu en Dios mi salvador.
Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones.

Porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:
su nombre es santo,
y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación.

A los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.
o bien:
Jn 1,6-8.19-28: En medio de vosotros hay uno que no conocéis.
Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. No era él la luz, sino testigo de la luz. Y éste fue el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron desde Jerusalén sacerdotes y levitas a Juan, a que le preguntaran:
- «¿Tú quién eres?»
Él confesó sin reservas:
- «Yo no soy el Mesías.»
Le preguntaron:
- «¿Entonces, qué? ¿Eres tú Elías?»
El dijo:
- «No lo soy.»
- «¿Eres tú el Profeta?»
Respondió:
- «No.»
Y le dijeron:
- «¿Quién eres? Para que podamos dar una respuesta a los que nos han enviado, ¿qué dices de ti mismo?»
Él contestó:
- «Yo soy la voz que grita en el desierto: "Allanad el camino del Señor", como dijo el profeta Isaías.»
Entre los enviados había fariseos y le preguntaron:
- «Entonces, ¿por qué bautizas, si tú no eres el Mesías, ni Elías, ni el Profeta?»
Juan les respondió:
- «Yo bautizo con agua; en medio de vosotros hay uno que no conocéis, el que viene detrás de mí, y al que no soy digno de desatar la correa de la sandalia.»
Esto pasaba en Betania, en la otra orilla del Jordán, donde estaba Juan bautizando.

Intenciones de oración
haz click aquí para ver todas
17 de dic:
Anónimo: Amado Senor, con la intercesion de nuestra querida madre, Maria, y para el Triunfo del Inmaculado Corazon de Maria, llenes nuestras vidas del Espiritu Santo y que podamos escucharte, reconocer tu voz, y seguirte. Gracias.
Anónimo: Gracias Senor,por tu amor y misericordia.De manos de Maria,te suplicamos aceptes nuestra consagracion a ti, para conocerte, amarte y servirte mejor, de acuerdo a tu Santa Voluntad.Danos y a todos alrededor la gracia de orar en horario regular con el corazon,escucharte,alabarte,bendecirte,agradecerte
Anónimo: Senor, te doy gracias por todas las bendiciones recibidas. Te pido, que con la intercesion de Maria, nuestra Madre, los angeles, santos y almas del purgatorio, concedas las intenciones que te pido en la Novena a San Rafael que hoy termino, si es para la gloria de Dios. Sino, ajustala para su Gloria.
14 de dic:
Sonia: Amado Dios, Rey de Reyes y Señor de Señores, te encomendamos la salud de Elkin Ospicio Cifuentes y la fortaleza para su familia.
11 de dic:
Anónimo: Madre y Señora nuestra, tú que conoces como nadie nuestra necesidad, atiéndela por los méritos de tu Hijo
  • NO incluyas en la intención juicios de descalificación de otras personas.
  • NO incluyas apellidos, ni datos que sirvan para individualizar a nadie
  • No se admiten más de tres intenciones por persona, por día.
nombre:
anónimo:
intención:
Copia este código antispam en el casillero:
San Juan de la Cruz, presbítero y doctor de la Iglesia
fecha: 14 de diciembre
fecha en el calendario anterior: 24 de noviembre
n.: 1542 - †: 1591 - país: España
canonización: B: Clemente X 25 ene 1675 - C: Benedicto XIII 27 dic 1726
hagiografía: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
Elogio: Memoria de san Juan de la Cruz, presbítero de la Orden de los Carmelitas y doctor de la Iglesia, el cual, por consejo de santa Teresa, fue el primero de los hermanos que emprendió la reforma de la Orden, empeño que sostuvo con muchos trabajos, obras y duras tribulaciones, y, como lo demuestra en sus escritos, «buscando una vida escondida en Cristo y quemado por la llama de su amor, subió al monte de Dios por la noche oscura». Descansando finalmente en el Señor, en Úbeda, lugar de la provincia española de Jaén.
Patronazgos: patrono de los poetas y escritores españoles.
Oración: Dios, Padre nuestro, que hiciste a tu presbítero san Juan de la Cruz modelo perfecto de negación de sí mismo y de amor a la cruz, ayúdanos a imitar su vida en la tierra para llegar a gozar de tu gloria en el cielo. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén (oración litúrgica).
Santos de hoy
San Modesto de Jerusalén, obispo
Santos Cincuenta Soldados, mártires
San Judicael, monje
Santa Bega, viuda y fundadora
San Sturmo, abad
San Cristóbal de Collesano, monje
Santa Vivina, abadesa
San Juan de Mata, presbítero y fundador
San José Manyanet y Vives, presbítero y fundador
Beata Matilde del Sagrado Corazón Téllez Robles, virgen y fundadora
Beato Jacinto Cormier, religioso presbítero

Gonzalo de Yepes pertenecía a una buena familia de Toledo, pero como se casó con una joven de clase inferior, fue desheredado por sus padres y tuvo que ganarse la vida como tejedor de seda. A la muerte de Gonzalo, su esposa, Catalina Álvarez, quedó en la miseria y con tres hijos. Juan, que era el menor, nació en Fontiveros, en Castilla la vieja, en 1542. Asistió a una escuela de niños pobres en Medina del Campo y empezó a aprender el oficio de tejedor, pero como no tenía aptitudes, entró más tarde a trabajar como criado del director del hospital de Medina del Campo. Así pasó siete años. Al mismo tiempo que continuaba sus estudios en el colegio de los jesuitas, practicaba rudas mortificaciones corporales. A los veintiún años, tomó el hábito en el convento de los carmelitas de Medina del Campo. Su nombre de religión era Juan de San Matías. Después de hacer la profesión, pidió y obtuvo permiso para observar la regla original del Carmelo, sin hacer uso de las mitigaciones que varios Pontífices habían aprobado y eran entonces cosa común en todos los conventos. San Juan hubiese querido ser hermano lego, pero sus superiores no se lo permitieron. Tras haber hecho con éxito sus estudios de teología, fue ordenado sacerdote en 1567. Las gracias que recibió con el sacerdocio le encendieron en deseos de mayor retiro, de suerte que llegó a pensar en ingresar en la Cartuja.

Santa Teresa fundaba por entonces los conventos de la rama reformada de las carmelitas. Cuando oyó hablar del hermano Juan, en Medina del Campo, la santa se entrevistó con él, quedó admirada de su espíritu religioso y le dijo que Dios le llamaba a santificarse en la orden de Nuestra Señora del Carmen. También le refirió que el prior general le había dado permiso de fundar dos conventos reformados para hombres y que él debía ser su primer instrumento en esa gran empresa. Poco después, se llevó a cabo la fundación del primer convento de carmelitas descalzos, en una ruinosa casa de Duruelo. San Juan entró en aquel nuevo Belén con perfecto espíritu de sacrificio. Unos dos meses después, se le unieron otros dos frailes. Los tres renovaron la profesión el domingo de Adviento de 1568, y nuestro santo tomó el nombre de Juan de la Cruz. Fue una elección profética. Poco a poco se extendió la fama de ese oscuro convento, de suerte que Santa Teresa pudo fundar al poco tiempo otro en Pastrana y un tercero en Mancera, a donde trasladó a los frailes de Duruelo. En 1570, se inauguró el convento de Alcalá, que era a la vez colegio de la Universidad; san Juan fue nombrado rector. Con su ejemplo, supo inspirar a sus religiosos el espíritu de soledad, humildad y mortificación. Pero Dios, que quería purificar su corazón de toda debilidad y apego humanos, le sometió a las más severas pruebas interiores y exteriores. Después de haber gozado de las delicias de la contemplación, san Juan se vio privado de toda devoción sensible. A ese período de sequedad espiritual se añadieron la turbación, los escrúpulos y la repugnancia por los ejercicios espirituales. En tanto que el demonio le atacaba con violentas tentaciones, los hombres le perseguían con calumnias. La prueba más terrible fue sin duda la de los escrúpulos y desolación interior, que el santo describe en «La Noche Oscura del Alma». A esto siguió un período todavía más penoso de oscuridad, sufrimiento espiritual y tentaciones, de suerte que san Juan se sentía como abandonado por Dios. Pero la inundación de luz y amor divinos que sucedió a esta prueba, fue el mejor premio de la paciencia con que la había soportado el siervo de Dios. En cierta ocasión, una mujer muy atractiva tentó descaradamente a san Juan. En vez de emplear el tizón ardiente, como lo había hecho santo Tomás de Aquino en una ocasión semejante, Juan se valió de palabras suaves para hacer comprender a la pecadora su triste estado. El mismo método empleó en otra ocasión, aunque en circunstancias diferentes, para hacer entrar en razón a una dama de temperamento tan violento, que el pueblo le había dado el apodo de «Roberto el diablo».

En 1571, Santa Teresa asumió por obediencia el oficio de superiora en el convento no reformado de la Encarnación de Avila y llamó a su lado a san Juan de la Cruz para que fuese su director espiritual y su confesor. La santa escribió a su hermana: «Está obrando maravillas aquí. El pueblo le tiene por santo. En mi opinión, lo es y lo ha sido siempre». Tanto Ios religiosos como los laicos buscaban a san Juan, y Dios confirmó su ministerio con milagros evidentes. Entre tanto, surgían graves dificultades entre los carmelitas descalzos y los mitigados. Aunque el superior general había autorizado a santa Teresa a emprender la reforma, los frailes antiguos la consideraban como una rebelión contra la orden; por otra parte, debe reconocerse que algunos de los descalzos carecían de tacto y exageraban sus poderes y derechos. Como si eso fuera poco, el prior general, el capítulo general y los nuncios papales, daban órdenes contradictorias. Finalmente, en 1577, el provincial de Castilla mandó a san Juan que retornase al convento de Medina del Campo. El santo se negó a ello, alegando que había sido destinado a Ávila por el nuncio del papa. Entonces el provincial envió un grupo de hombres armados, que irrumpieron en el convento de Ávila y se llevaron a san Juan por la fuerza. Sabiendo que el pueblo de Ávila profesaba gran veneración al santo, le trasladaron a Toledo. Como Juan se rehusase a abandonar la reforma, le encerraron en una estrecha y oscura celda y le maltrataron increíblemente. Ello demuestra cuán poco había penetrado el espíritu de Jesucristo en aquellos que profesaban seguirlo. La celda de san Juan tenía unos tres metros de largo por dos de ancho. La única ventana era tan pequeña y estaba tan alta, que el santo, para leer el oficio, tenía que ponerse de pie sobre un banquillo. Por orden de Jerónimo Tostado, vicario general de los carmelitas de España y consultor de la Inquisición, se le golpeó tan brutalmente, que conservó las cicatrices hasta la muerte. Lo que sufrió entonces san Juan coincide exactamente con las penas que describe santa Teresa en la «Sexta Morada»: insultos, calumnias, dolores físicos, angustia espiritual y tentaciones de ceder. Más tarde dijo: «No os extrañe que ame yo mucho el sufrimiento. Dios me dio una idea de su gran valor cuando estuve preso en Toledo». Los primeros poemas de san Juan que son como una voz que clama en el desierto, reflejan su estado de ánimo:


¿Adónde te escondiste,
Amado, y me dejaste con gemido?
Como el ciervo huiste,
habiéndome herido;
salí tras ti clamando, y eras ido.

El prior Maldonado penetró la víspera de la Asunción en aquella celda que despedía un olor pestilente bajo el tórrido calor del verano y dio un puntapié al santo, que se hallaba recostado, para anunciarle su visita. San Juan le pidió perdón, pues la debilidad le había impedido levantarse en cuanto lo vio entrar.


-Parecíais absorto. ¿En qué pensábais? -le dijo Maldonado.
-Pensaba yo en que mañana es fiesta de Nuestra Señora y sería una gran felicidad poder celebrar la misa -replicó Juan.
-No lo haréis mientras yo sea superior -repuso Maldonado.

En la noche del día de la Asunción, la Santísima Virgen se apareció a su afligido siervo, y le dijo: «Sé paciente, hijo mío; pronto terminará esta prueba». Algunos días más tarde se le apareció de nuevo y le mostró, en visión, una ventana que daba sobre el Tajo: «Por allí saldrás y yo te ayudaré». En efecto, a los nueve meses de prisión, se concedió al santo la gracia de hacer unos minutos de ejercicio. Juan recorrió el edificio en busca de la ventana que había visto. En cuanto la hubo reconocido, volvió a su celda. Para entonces ya había comenzado a aflojar las bisagras de la puerta. Esa misma noche consiguió abrir la puerta y se descolgó por una cuerda que había fabricado con sábanas y vestidos. Los dos frailes que dormían cerca de la ventana no le vieron. Como la cuerda era demasiado corta, San Juan tuvo que dejarse caer a lo largo de la muralla hasta la orilla del río, aunque felizmente no se hizo daño. Inmediatamente, siguió a un perro que se metió en un patio. En esa forma consiguió escapar. Dadas las circunstancias, su fuga fue casi un milagro.

El santo se dirigió primero al convento reformado de Beas de Segura y después pasó a la ermita cercana de Monte Calvario. En 1579, fue nombrado superior del colegio de Baeza y, en 1581, fue elegido superior de Los Mártires, en las cercanías de Granada. Aunque era el fundador y jefe espiritual de los carmelitas descalzos, en esa época participó poco en las negociaciones y sucesos que culminaron con el establecimiento de la provincia separada de Los Descalzos, en 1580. En cambio, se consagró a escribir las obras que han hecho de él un doctor de teología mística en la Iglesia. La doctrina de san Juan es plenamente fiel a la tradición antigua: el fin del hombre en la tierra es alcanzar la perfección de la caridad y elevarse a la dignidad de hijo de Dios por el amor; la contemplación no es por sí misma un fin, sino que debe conducir al amor y a la unión con Dios por el amor y, en último término, debe llevar a la experiencia de esa unión a la que todo está ordenado. «No hay trabajo mejor ni más necesario que el amor», dice el santo. «Hemos sido hechos para el amor», «el único instrumento del que Dios se sirve es el amor», «así como el Padre y el Hijo están unidos por el amor, así el amor es el lazo de unión del alma con Dios». El amor lleva a las alturas de la contemplación, pero como el amor es producto de la fe, que es el único puente que puede salvar el abismo que separa a nuestra inteligencia de la infinitud de Dios, la fe ardiente y vívida es el principio de la experiencia mística. San Juan no se cansó nunca de inculcar esa doctrina tradicional con su estilo maravilloso y sus ardientes palabras.

Sin embargo, el santo era hijo de su tiempo, como lo muestra un dibujo que hizo como proyecto para una «crucifixión», y que se conserva en el convento de Avila. En algunos casos las mortificaciones que practicaba rayaban en la exageración. Por ejemplo, sólo dormía unas dos o tres horas y pasaba el resto de la noche orando ante el Santísimo Sacramento. Solía pedir a Dios tres cosas: que no dejase pasar un solo día de su vida sin enviarle sufrimientos, que no le dejase morir en el cargo de superior y que le permitiese morir en la humillación y el desprecio. Con su confianza en Dios (llamaba a la divina Providencia el patrimonio de los pobres), obtuvo milagrosamente en algunos casos provisiones para sus monasterios. Con frecuencia estaba tan absorto en Dios, que debía hacerse violencia para atender los asuntos temporales. Su amor de Dios hacía que su rostro brillase en muchas ocasiones, sobre todo al volver de celebrar la misa. Su corazón era como una ascua ardiente en su pecho, hasta el punto de que llegaba a quemarle la piel. Su experiencia en las cosas espirituales, a la que se añadía la luz del Espíritu Santo, hacían de él un consumado maestro en materia de discreción de espíritus, de modo que no era fácil engañarle diciéndole que algo procedía de Dios.

Después de la muerte de santa Teresa, ocurrida en 1582, se hizo cada vez más pronunciada una división entre los descalzos. San Juan apoyaba la política de moderación del provincial, Jerónimo de Castro, en tanto que el P. Nicolás Doria, que era muy extremo, pretendía independizar absolutamente a los descalzos de la otra rama de la orden. El P. Nicolás fue elegido provincial, y el capítulo general nombró a san Juan vicario de Andalucía. El santo se consagró a corregir ciertos abusos, especialmente los que procedían del hecho de que los frailes tuviesen que salir del monasterio a predicar. El santo opinaba que la vocación de los descalzos era esencialmente contemplativa. Ello provocó la oposición contra él. San Juan fundó varios conventos y, al expirar su período de vicario, fue nombrado superior de Granada. Entre tanto, la idea del P. Nicolás había ganado mucho terreno y el capítulo general que se reunió en Madrid en 1588, obtuvo de la Santa Sede un breve que autorizaba una separación aún más pronunciada entre los descalzos y los mitigados. A pesar de las protestas de algunos, se privó al venerable P. Jerónimo Gracián de toda autoridad y se nombró vicario general al P. Doria. La provincia se dividió en seis regiones, cada una de las cuales nombró a un consultor para ayudar al P. Gracián en el gobierno de la congregación. San Juan fue uno de los consultores. La innovación produjo grave descontento, sobre todo entre las religiosas. La venerable Ana de Jesús, que era entonces superiora del convento de Madrid, obtuvo de la Santa Sede un breve de confirmación de las constituciones, sin consultar el asunto con el vicario general. Finalmente, se llegó a un compromiso en ese asunto. Sin embargo, en el capítulo general de Pentecostés de 1591, san Juan habló en defensa del P. Gracián y de las religiosas. El P. Doria, que siempre había creído que el santo estaba aliado con sus enemigos, aprovechó la ocasión para privarle de todos sus cargos y le envió como simple fraile al remoto convento de La Peñuela. Allí pasó san Juan algunos meses, entregado a la meditación y la oración en las montañas, «porque tengo menos materia de confesión cuando estoy entre las peñas que cuando estoy entre los hombres».

Pero no todos estaban dispuestos a dejar en paz al santo, ni siquiera en aquel rincón perdido. Siendo vicario provincial, san Juan, durante la visita del convento de Sevilla, había llamado al orden a dos frailes y había restringido sus licencias de salir a predicar. Por entonces, los dos frailes se sometieron, pero su consultor de la congregación recorrió toda la provincia tomando informes sobre la vida y conducta de san Juan, lanzando acusaciones contra él y afirmando que tenía pruebas suficientes para hacerle expulsar de la Orden. Muchos de los frailes traicionaron la amistad del santo, temerosos de verse comprometidos, y quemaron sus cartas para no caer en desgracia. En medio de esa tempestad san Juan cayó enfermo. El provincial le mandó salir del convento de Peñuela y le dio a escoger entre el de Baeza y el de Ubeda. El primero de esos conventos estaba mejor provisto y tenía por superior a un amigo del santo. En el otro era superior el P. Francisco, a quien san Juan había corregido junto con el P. Diego. Ese fue el convento que escogió. La fatiga del viaje empeoró su estado y le hizo sufrir mucho. Con gran paciencia, se sometió a varias operaciones. El indigno superior le trató inhumanamente, prohibió a los frailes que le visitasen, cambió al enfermero porque le atendía con cariño, sólo le permitía comer los alimentos ordinarios y ni siquiera le daba los que le enviaban algunas personas de fuera. Cuando el provincial fue a Úbeda y se enteró de la situación, hizo cuanto pudo por san Juan y reprendió tan severamente al P. Francisco, que éste abrió los ojos y se arrepintió. Después de tres meses de sufrimientos muy agudos, el santo falleció el 14 de diciembre de 1591. Para entonces, no se había disipado todavía la tempestad que la ambición del P. Nicolás y el espíritu de venganza del P. Diego habían provocado contra él en la congregación de la que había sido cofundador y cuya vida había sido el primero en llevar.

La muerte del santo trajo consigo la revalorización de su vida, y tanto el clero como los fieles acudieron en masa a sus funerales. Sus restos fueron trasladados a Segovia, pues en dicho convento había sido superior por última vez. Fue canonizado en 1726. San Juan de la Cruz no fue un sabio, si se le compara con otros doctores. Pero santa Teresa veía en él un alma muy pura, a la que Dios había comunicado grandes tesoros de luz y cuya inteligencia había sido enriquecida por el cielo. Los escritos del santo justifican plenamente este juicio de santa Teresa, particularmente los poemas de la «Subida al Monte Carmelo», la «Noche Oscura del Alma», la «Llama Viva de Amor» y el «Cántico Espiritual», con sus respectivos comentarios. Así lo reconoció la Iglesia en 1926, al proclamar a san Juan de la Cruz Doctor de la Iglesia por sus obras místicas. La doctrina de san Juan se resume en el amor del sufrimiento y el completo abandono del alma en Dios. Ello le hizo muy duro consigo mismo; en cambio, con los otros era bueno, amable y condescendiente. Por otra parte, el santo no ignoraba ni temía las cosas materiales, puesto que dijo: «Las cosas naturales son siempre hermosas; son como las migajas de la mesa del Señor». San Juan de la Cruz vivió la renuncia completa que predicó tan persuasivamente. Pero, a diferencia de otros menores que él, fue «libre, como libre es el espíritu de Dios». Su objetivo no era la negación y el vacío, sino la plenitud del amor divino y la unión sustancial del alma con Dios. «Reunió en sí mismo la luz extática de la Sabiduría Divina con la locura estremecida de Cristo despreciado».

Todavía se conserva en Roma el manuscrito de las deposiciones de los testigos en el proceso de beatificación. Las biografías escritas en la primera mitad del siglo XVII ofrecen muchos datos, pero dejan en la oscuridad numerosos puntos, como por ejemplo, las de José Quiroga y Jerónimo de Santa María, así como la obra de Francisco de Santa María, Reforma de los Descalzos, vols. I y II. Otras fuentes son la correspondencia y los escritos espirituales de santa Teresa, las crónicas del Carmelo y aun ciertos documentos de Estado y despachos diplomáticos, porque la administración de Felipe II se distinguió por su interés en todo lo que afectaba la reforma de las órdenes religiosas. La edición más autorizada de las obras de san Juan en español es la del P. Silverio (5 vols., 1929-1931). Además de la excelente biografía del P. Bruno, St. Jean de la Croix (1932), que se funda en un estudio muy serio de las fuentes, existen algunas otras: D. Lewis (1897); M. M. Garnica, San Juan de la Cruz (1875). Cf. igualmente Crisógono y Lucinio, Vida y Obras de San Juan de la Cruz (1946). Pero quien quiera adentrarse en la vida y espiritualidad del santo hará bien en comenzar por inflamarse de sus poesías y luego de sus obras declarativas; las dos se consiguen en internet en muchos sitios, por ejemplo en Mercabá o con recursos de toda clase en el subweb dedicado al santo en el proyecto Biblioteca Cervantes Virtual, donde encontraremos incluso facsímiles y fonoteca (poemas y fragmentos de su obra leídos a viva voz). Es también especialmente recomendable la versión musical del Cántico Espiritual realizada por el compositor e intérprete gallego Amancio Prada, en especial la versión de 1977.

Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: http://eltestigofiel.comindex.php?idu=sn_4508
Para leer
20 de nov de 2017
Papa Francisco instituyó el domingo XXXIII del T.O. como jornada mundial de los pobres. Este 19 de noviembre de 2017 fue el primer año en el que se celebró. Esta es la homilía completa que pronunció en la misa.

Tenemos la alegría de partir el pan de la Palabra, y dentro de poco de partir y recibir el Pan Eucarístico, que son alimento para el camino de la vida. Todos lo necesitamos, ninguno está excluido, porque todos somos mendigos de lo esencial, del amor de Dios, que nos da el sentido de la vida y una vida sin fin. Por eso hoy también tendemos la mano hacia Él para recibir sus dones.

La parábola del Evangelio nos habla precisamente de dones. Nos dice que somos destinatarios de los talentos de Dios, «cada cual según su capacidad» (Mt 25,15). En primer lugar, debemos reconocer que tenemos talentos, somos «talentosos» a los ojos de Dios. Por eso nadie puede considerarse inútil, ninguno puede creerse tan pobre que no pueda dar algo a los demás. Hemos sido elegidos y bendecidos por Dios, que desea colmarnos de sus dones, mucho más de lo que un papá o una mamá quieren para sus hijos. Y Dios, para el que ningún hijo puede ser descartado, confía a cada uno una misión.

En efecto, como Padre amoroso y exigente que es, nos hace ser responsables. En la parábola vemos que cada siervo recibe unos talentos para que los multiplique. Pero, mientras los dos primeros realizan la misión, el tercero no hace fructificar los talentos; restituye sólo lo que había recibido: «Tuve miedo —dice—, y fui y escondí tu talento en la tierra; mira, aquí tienes lo que es tuyo» (v. 25). Este siervo recibe como respuesta palabras duras: «Siervo malo y perezoso» (v. 26). ¿Qué es lo que no le ha gustado al Señor de él? Para decirlo con una palabra que tal vez ya no se usa mucho y, sin embargo, es muy actual, diría: la omisión. Lo que hizo mal fue no haber hecho el bien. Muchas veces nosotros estamos también convencidos de no haber hecho nada malo y así nos contentamos, presumiendo de ser buenos y justos. Pero, de esa manera corremos el riesgo de comportarnos como el siervo malvado: tampoco él hizo nada malo, no destruyó el talento, sino que lo guardó bien bajo tierra. Pero no hacer nada malo no es suficiente, porque Dios no es un revisor que busca billetes sin timbrar, es un Padre que sale a buscar hijos para confiarles sus bienes y sus proyectos (cf. v. 14). Y es triste cuando el Padre del amor no recibe una respuesta de amor generosa de parte de sus hijos, que se limitan a respetar las reglas, a cumplir los mandamientos, como si fueran asalariados en la casa del Padre (cf. Lc 15,17).

El siervo malvado, a pesar del talento recibido del Señor, el cual ama compartir y multiplicar los dones, lo ha custodiado celosamente, se ha conformado con preservarlo. Pero quien se preocupa sólo de conservar, de mantener los tesoros del pasado, no es fiel a Dios. En cambio, la parábola dice que quien añade nuevos talentos, ese es verdaderamente «fiel» (vv. 21.23), porque tiene la misma mentalidad de Dios y no permanece inmóvil: arriesga por amor, se juega la vida por los demás, no acepta el dejarlo todo como está. Sólo una cosa deja de lado: su propio beneficio. Esta es la única omisión justa.

La omisión es también el mayor pecado contra los pobres. Aquí adopta un nombre preciso: indiferencia. Es decir: «No es algo que me concierne, no es mi problema, es culpa de la sociedad». Es mirar a otro lado cuando el hermano pasa necesidad, es cambiar de canal cuando una cuestión seria nos molesta, es también indignarse ante el mal, pero no hacer nada. Dios, sin embargo, no nos preguntará si nos hemos indignado con razón, sino si hicimos el bien.

Entonces, ¿cómo podemos complacer al Señor de forma concreta? Cuando se quiere agradar a una persona querida, haciéndole un regalo, por ejemplo, es necesario antes de nada conocer sus gustos, para evitar que el don agrade más al que lo hace que al que lo recibe. Cuando queremos ofrecer algo al Señor, encontramos sus gustos en el Evangelio. Justo después del pasaje que hemos escuchado hoy, Él nos dice: «Cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis» (Mt 25,40). Estos hermanos más pequeños, sus predilectos, son el hambriento y el enfermo, el forastero y el encarcelado, el pobre y el abandonado, el que sufre sin ayuda y el necesitado descartado. Sobre sus rostros podemos imaginar impreso su rostro; sobre sus labios, incluso si están cerrados por el dolor, sus palabras: «Esto es mi cuerpo» (Mt 26,26). En el pobre, Jesús llama a la puerta de nuestro corazón y, sediento, nos pide amor. Cuando vencemos la indiferencia y en el nombre de Jesús nos prodigamos por sus hermanos más pequeños, somos sus amigos buenos y fieles, con los que él ama estar. Dios lo aprecia mucho, aprecia la actitud que hemos escuchado en la primera Lectura, la de la «mujer fuerte» que «abre sus manos al necesitado y tiende sus brazos al pobre» (Pr 31,10.20). Esta es la verdadera fortaleza: no los puños cerrados y los brazos cruzados, sino las manos laboriosas y tendidas hacia los pobres, hacia la carne herida del Señor.

Ahí, en los pobres, se manifiesta la presencia de Jesús, que siendo rico se hizo pobre (cf. 2 Co 8,9). Por eso en ellos, en su debilidad, hay una «fuerza salvadora». Y si a los ojos del mundo tienen poco valor, son ellos los que nos abren el camino hacia el cielo, son «nuestro pasaporte para el paraíso». Es para nosotros un deber evangélico cuidar de ellos, que son nuestra verdadera riqueza, y hacerlo no sólo dando pan, sino también partiendo con ellos el pan de la Palabra, pues son sus destinatarios más naturales. Amar al pobre significa luchar contra todas las pobrezas, espirituales y materiales.

Y nos hará bien acercarnos a quien es más pobre que nosotros, tocará nuestra vida. Nos hará bien, nos recordará lo que verdaderamente cuenta: amar a Dios y al prójimo. Sólo esto dura para siempre, todo el resto pasa; por eso, lo que invertimos en amor es lo que permanece, el resto desaparece. Hoy podemos preguntarnos: «¿Qué cuenta para mí en la vida? ¿En qué invierto? ¿En la riqueza que pasa, de la que el mundo nunca está satisfecho, o en la riqueza de Dios, que da la vida eterna?». Esta es la elección que tenemos delante: vivir para tener en esta tierra o dar para ganar el cielo. Porque para el cielo no vale lo que se tiene, sino lo que se da, y «el que acumula tesoro para sí» no se hace «rico para con Dios» (Lc 12,21). No busquemos lo superfluo para nosotros, sino el bien para los demás, y nada de lo que vale nos faltará. Que el Señor, que tiene compasión de nuestra pobreza y nos reviste de sus talentos, nos dé la sabiduría de buscar lo que cuenta y el valor de amar, no con palabras sino con hechos.

por Abel Della Costa
29 de ago de 2017
Catálogo de los cursos que pueden adquirirse en su versión grabada

Estos cursos son versiones grabadas de los grupos organizados en ETF desde 2014 hasta hoy. Se entrega el paquete de pdf con las diapositivas de cada clase, la bibliografía, y los links para descargarse el audio de cada clase.

El precio está expresado en euros, y puede pagarse por depósito bancario en España, o por Paypal fuera de España.

Cada clase dura aproximadamente una hora y cuarto.

 

Curso cant. clases precio
El Apocalipsis: una propuesta de lectura 11 40
Lectura del Evangelio de Juan 49 140
La doctrina de la creación en los textos bíblicos 7 30
Una historia del pecado (lectura de Génesis 2-11) 21 75
Lectura de Génesis 12-50 27 90
Lectura del libro del profeta Isaías 29 90
San Pablo en sus textos 10 40
Lectura de la Constitución Dei Verbum 7 20
Cómo se escribieron los evangelios 6 30
Un acercamiento a San Pablo 6 30
Los salmos: palabra de Dios dirigida a Dios 6 30
Iniciación a la lectura de la Biblia 7 30
Recepción del AT en el NT 24 80
¿Qué enseña la Iglesia sobre la Biblia? 9 35
La Carta de san Pablo a los Romanos 36 110

¿el sitio te ayuda?
rápido, gratis y seguro
ayuda al sitio
Breves
06 de dic - Intenciones del Papa
AVE MARIA este es el mejor sitio. el mas completo que encontre. Bendito sea Dios en sus Dones. Gracias a los que lo hicieron y los que lo mantienen. Dios ...
Mariafrancisca
ME ALEGRA ENORMEMENTE HABER ENCONTRADO ESTE SITIO AL CUAL ESTOY MUY AGRADECIDO POR SU AYUDA, NO LE FALTARAN VISITAS POR MI PARTE PUES CREO QUE ES MUY NECESARIO PARA SEGUIR ...
jose
YO ESTOY MUY FELIZ DE ABER CONOCIDO ESTA PAGINA , TODOS LOS DIAS MAÑANA , TARDE Y NOCHE ENTRO PARA VER DISTINTAS PAGINAS DEL ETF. MUY BENDECIDA ME SIENTO POR ...
Maria Silvia
para todos los que integran ETF, Socios , los que participan de la pagina de algún modo u otro ; ¡ FELIZ SEMANA SANTA Y MUY FELICES PASCUAS !.. ...
Maria Silvia
pido oarcion hermanos,por salud tengo problemas en la cabeza corazon y en lo riñones por empleo no tengo desde hace varios años por deudaS POR CASARME TENER HIJOS QUE FLOR ...
marcelo fabricio pastor sanchez
ayer mande un mensaje que debiera haber corregido ...
victoriano lopez pinto
He venido siguiendo muchísimos dias buigle fundamentalmente para rezar Laudes. Un día me encontré el enlace de testigo fiel que me encanta.Soy católico practicante.He servido como voluntario en mis años ...
Victoriano López-Pinto
Bendiciones por tan excelente trabajo y beneficioso para la cristiandad. Yo quiero descargar ésta aplicacion para andarla en mi movil. Saludos bendecidos ...
Rafael M Marquez
hola Abel , necesito saber como debo entrar al oratorio de la virgen y ser capillero ?... enviar la rosa ya lo se , pero para ser capillero no ... ...
MARIA SILVIA ORTIZ
No sé si este sitio católico es de España. Si es así deberían actualizarse las lecturas de acuerdo con la Biblia aprobada por la Conferencia Episcopal Española, ya que toda la ...
Manuel
Los Cursos de ETF

El Evangelio según San Marcos
¡Estamos en curso!

Los profetas
Estamos en curso
Los Cursos de ETF
cuenta con 14 cursos
Leer...
Espiritualidad
Jesús y la cananea, el lento aprendizaje de la voluntad de Dios (Lic. Abel Della Costa)
El administrador infiel (Lic. Abel Della Costa)
No he venido a traer paz (Lic. Abel Della Costa)
¿Qué tiene de propio la Pasión según san Lucas? (Lic. Abel Della Costa)
¿Qué tiene de propio la Pasión según San Marcos? (Lic. Abel Della Costa)
¿Qué tiene de propio la Pasión según san Mateo? (Lic. Abel Della Costa)
Ricos ante Dios (Lic. Abel Della Costa)
Marta y María (Lic. Abel Della Costa)
Una calzada en la estepa (Lic. Abel Della Costa)
«No temas» (Lic. Abel Della Costa)
Proclamar el Año de Gracia del Señor (Lic. Abel Della Costa)
La Boda en la boda (Lic. Abel Della Costa)
Gustad y ved (Lic. Abel Della Costa)
Juan es la voz, Cristo la Palabra (San Agustín)
Aprendices de profetas (Lic. Abel Della Costa)
Atraeré a todos hacia mí (Abad Felipe, OSB)
Domingo de «Laetare» (Alegraos!) (Abad Felipe, OSB)
Ética cristiana en un mundo de muchas opiniones (Lic. Abel Della Costa)
Dios está en favor nuestro (Abad Felipe, OSB)
Buena noticia (Abad Felipe, OSB)
Ser AMÉN para Dios (Abad Felipe, OSB)
Permanecer al lado de nuestro Señor en el amor y en la acción (Abad Felipe, OSB)
Una extraña colección de lecturas (Abad Felipe, OSB)
«cuando vuelva el dueño de la viña, ¿qué hará con aque­llos labradores?» (Lic. Abel Della Costa)
«Vuestros caminos no son mis caminos» (Lic. Abel Della Costa)
Dos o tres reunidos en su Nombre (Lic. Abel Della Costa)
«Nada hay oculto que no quede manifiesto» (Lic. Abel Della Costa)
Dios es Luz (Lic. Abel Della Costa)
Un domingo para el recuerdo (Lic. Abel Della Costa)
El que se ha ido, volverá (Lic. Abel Della Costa)
El justo vivirá por la fe (Lic. Abel Della Costa)
Me mirarán a mí, a quien traspasaron (Lic. Abel Della Costa)
«Todo lo mío es tuyo» (Lic. Abel Della Costa)
«Si no da fruto, el año que viene la cortarás» (Lic. Abel Della Costa)
«Yo, que sólo soy polvo y ceniza» (Lic. Abel Della Costa)
Y vino una voz del cielo (Lic. Abel Della Costa)
Belén de los pastores (Lic. Abel Della Costa)
¡Gaudete! (Alegraos) (Lic. Abel Della Costa)
«Se acerca vuestra liberación» (Lic. Abel Della Costa)
«No pasará esta generación» (Lic. Abel Della Costa)
Jesús, pastor de su pueblo (Lic. Abel Della Costa)
«Éste es el plan...» (Lic. Abel Della Costa)
«Vamos a la otra orilla» (Lic. Abel Della Costa)
¡Hosanna en las alturas! (Lic. Abel Della Costa)
El Espíritu, el agua y la sangre (Lic. Abel Della Costa)
«A Dios nadie lo ha visto jamás» (Lic. Abel Della Costa)
Vosotros no sabéis (Lic. Abel Della Costa)
«¡Tú eres ese hombre!» (Lic. Abel Della Costa)
En ti se bendecirán las naciones (Lic. Abel Della Costa)
Un Evangelio «amoral» (Lic. Abel Della Costa)
De entre todos los pueblos de la tierra (Lic. Abel Della Costa)
«Recibid el Espíritu Santo» (Lic. Abel Della Costa)
«Hemos visto al Señor» (Lic. Abel Della Costa)
La condición imposible (Lic. Abel Della Costa)
¡Qué bien se está aquí! (Lic. Abel Della Costa)
Jesús en el desierto (Lic. Abel Della Costa)
Las Bienaventuranzas según San Mateo (Lic. Abel Della Costa)
Señor del Tiempo (Lic. Abel Della Costa)
Letras
¿Contrarrestar Halloween? (Lic. Abel Della Costa)
Testimonio sobre mi vida como católico (Arturo Blázquez)
Un testimonio sobre catolicismo y homosexualidad (Lic. Abel Della Costa)
A veces, mejor callar (Lic. Abel Della Costa)
Al demonio con los Pokemon (Lic. Abel Della Costa)
Dos miradas sobre sexualidad humana y transexualidad
Los genes no mienten (Nuriddeen Knight)
Repensando el enfoque conservador sobre transexualismo (Jennifer Gruenke)
La teología en la universidad (Dr. Mike van Treek Nilsson)
De cómo una mujer rechazó el mundo y vivió para disfrutarlo (Paul Johnson)
Los Seises (Carlos Ros)
Dos preguntas sobre la oración (Lic. Abel Della Costa)
Comunión (Dr. Oliver Sacks)
El Día del Señor (Carlos Ros)
Hoy es día de honrar a nuestros mártires (Maricruz)
¡Feliz décimo aniversario! (Maricruz)
Llegó el décimo aniversario (Lic. Abel Della Costa)
Otro aniversario (Andrea)
Diez años (Elena Cazes)
Feliz aniversario (Maite)
La Eucaristía de inicio del pontificado (Blog «Todo era bueno»)
«¿Viste lo que dijo la Forcades?» (Lic. Abel Della Costa)
¿Es el Papa Francisco más humilde que el Papa Benedicto? (Blog «Todo era bueno»)
Sobre la última audiencia del Papa (Blog «Todo era bueno»)
La elección del Papa (Blog «Todo era bueno»)
La renuncia del Papa. Reflexiones (Blog «Todo era bueno»)
Pastoral industrial (Blog «Todo era bueno»)
El Papa echa las redes en las redes sociales (Blog «Todo era bueno»)
Como Dios manda (Blog «Todo era bueno»)
Defensa de la misa del pollo (Lic. Abel Della Costa)
La nueva objetividad es la transparencia (Blog «Todo era bueno»)
Domingo de la Biblia, y tú, ¿lees la Biblia? (Lic. Abel Della Costa)
Cyberteología (Blog «Todo era bueno»)
Sigamos con nuestro paternalismo para analfabetos (Blog «Todo era bueno»)
La uña de Sansón (P Arturo Guerra, LC)
Tráfico de órganos (Blog «Todo era bueno»)
Donde viven los monstruos (Blog «Todo era bueno»)
Carta abierta al médico de la columna de El País que escribe a favor del aborto eugenésico
La iglesia en un mundo bidireccional (Blog «Todo era bueno»)
Cuestión de crédito (Blog «Todo era bueno»)
Razonitis (P Arturo Guerra, LC)
Las riquezas de la Iglesia (Blog «Todo era bueno»)
Espiritualidad o religión (Blog «Todo era bueno»)
La misericordia del cristiano (P Arturo Guerra, LC)
El Cajero Próximo (P Arturo Guerra, LC)
Evolución personal (Blog «Todo era bueno»)
La encuesta del colegio (P Arturo Guerra, LC)
Formación cristiana (Blog «Todo era bueno»)
Una interrupción (P Arturo Guerra, LC)
La misa de una y media (P Arturo Guerra, LC)
La silla ergonómica (P Arturo Guerra, LC)
Más allá del estrés (P Arturo Guerra, LC)
El coche abandonado (P Arturo Guerra, LC)
Champán o gasolina (P Arturo Guerra, LC)
Ladrones (P Arturo Guerra, LC)
La guitarra «cuerdasarriba» (P Arturo Guerra, LC)
No sólo bonsais (P Arturo Guerra, LC)
Los zapatos de la Iglesia (P Arturo Guerra, LC)
Otras Rejas (P Arturo Guerra, LC)
Más chapulines (P Arturo Guerra, LC)
La voluntaria de Lourdes (P Arturo Guerra, LC)
Historia de un mártir (Maricruz)
Teología
La Biblia en castellano (Luis Fernando Figari)
Una pedagogía del tiempo (Lic. Abel Della Costa)
La gran pregunta (Lic. Abel Della Costa)
Cómo están organizados los libros en la Biblia (2ª parte) (Lic. Abel Della Costa)
Los homosexuales y las «listas de pecados» de san Pablo (Lic. Abel Della Costa)
Comenzar a leer la Biblia (Lic. Abel Della Costa)
¿Qué es la Biblia? (Lic. Abel Della Costa)
Diversidad en la Iglesia de Jerusalén (Raymond Brown)
El cuarto cántico de Siervo sufriente (Lic. Abel Della Costa)
El tercer cántico de Siervo sufriente (Lic. Abel Della Costa)
El segundo cántico del Siervo sufriente (Lic. Abel Della Costa)
El primer cántico del Siervo sufriente (Lic. Abel Della Costa)
¡Dios te salve, Agraciada! (Lic. Abel Della Costa)
Una aproximación a Qohélet (Eclesiastés) (Lic. Abel Della Costa)
El signo del Emmanuel (Lic. Abel Della Costa)
Historia sagrada y profana (Lic. Abel Della Costa)
Lo histórico (Lic. Abel Della Costa)
El género literario (Lic. Abel Della Costa)
Biblio-webgrafía (Lic. Abel Della Costa)
La lectura literal (Lic. Abel Della Costa)
La Biblia y sus manuscritos (Lic. Abel Della Costa)
Acerca de los evangelios (Lic. Abel Della Costa)
He venido a traer fuego sobre la tierra (Lic. Abel Della Costa)
¿Jesús ascendió o fue ascendido? (Lic. Abel Della Costa)
¿De verdad que los muertos salieron de sus tumbas? (Lic. Abel Della Costa)
Leer la Biblia (Lic. Abel Della Costa)
La divulgación bíblica (Lic. Abel Della Costa)
Sentimientos de Jesús (Lic. Abel Della Costa)
¿Cómo se escribieron los evangelios? (Lic. Abel Della Costa)
La oración de Jesús, oración del cristiano (Lic. Abel Della Costa)
Algunos géneros literarios que podemos encontrar en la Biblia (Lic. Abel Della Costa)
¿Qué es un «género literario»? ¿cómo se relaciona con la Biblia? (Lic. Abel Della Costa)
Para estudiar la Biblia (Lic. Abel Della Costa)
Cómo están organizados los libros en la Biblia (1ª parte) (Lic. Abel Della Costa)
Anotaciones en torno al concepto bíblico de «pureza» e «impureza» (Lic. Abel Della Costa)
Los salmos imprecatorios (Lic. Abel Della Costa)
Exaltación de la Santa Cruz (Lic. Abel Della Costa)
Motivos para rezar los salmos (P. Luis Alonso Schökel)
«vuestra tristeza se convertirá en gozo» (Lic. Abel Della Costa)
«Entra en el gozo de tu Señor» (Lic. Abel Della Costa)
El Sagrado Nombre de Dios (Lic. Abel Della Costa)
El cielo en la tierra (Lic. Abel Della Costa)
Notas al salmo 87 (Lic. Abel Della Costa)
La cruz, cada día (Lic. Abel Della Costa)
Las genealogías de Jesús (Lic. Abel Della Costa)
¿«Voz clamando en el desierto: preparad...» o «Voz clamando: en el desierto preparad...»? (Lic. Abel Della Costa)
La Biblia y la moral (Lic. Abel Della Costa)
Introducción a la cuestión de los Evangelios y la historia (Lic. Abel Della Costa)
María, sede de la sabiduría (Lic. Abel Della Costa)
¿Cuándo veré el rostro de Dios? Notas al Salmo 42/3 (Lic. Abel Della Costa)
Sacerdotes según el orden de Melquisedec (Lic. Abel Della Costa)
Biblia y versiones bíblicas (Lic. Abel Della Costa)
Notas al Salmo Primero (Lic. Abel Della Costa)
La Biblia y su sensibilidad ante la historia (Lic. Abel Della Costa)
Ironía Bíblica (Lic. Abel Della Costa)
Los Evangelios: narradores de Jesús, testigos de Cristo (Lic. Abel Della Costa)
Una herejía práctica (Lic. Abel Della Costa)
Algunos procedimientos poéticos de la Biblia (Lic. Abel Della Costa)
El título del Evangelio según San Marcos (Lic. Abel Della Costa)
Traducción y exégesis poética del Prólogo de Juan (Lic. Abel Della Costa)
Apuntes para Babel (Gn 11,1-9) (Lic. Abel Della Costa)
Los hijos de Dios y las hijas de los hombres (Lic. Abel Della Costa)
Algunos indicios acerca de Caín y Abel (Gn 4,1-16) (Lic. Abel Della Costa)
La pronunciación del nombre de Bíblico de Dios (Lic. Abel Della Costa)
Lecturas de la Biblia (Lic. Abel Della Costa)
Ayuno, abstinencia, penitencia... ¿cumplir o no cumplir? (Lic. Abel Della Costa)
¿Una religión in-trascendente? (Lic. Abel Della Costa)
¿Si Dios es bueno por qué permite el mal? (Carlos JBS)
¿Si Dios permite el mal por qué actúa en ciertos momentos particulares? (Carlos JBS)
Ayuno (Lic. Abel Della Costa)
Los privilegios de la Virgen (Lic. Abel Della Costa)
La resurrección del Señor, ¿el gran milagro? (Lic. Abel Della Costa)
Creencia y credulidad (Lic. Abel Della Costa)
Notas sobre el Adviento (Lic. Abel Della Costa)
¿Qué podemos hacer por nuestros muertos? (Lic. Abel Della Costa)
Capítulo II (Comisión Luterano-Católica para la Unidad)
Capítulo I (Comisión Luterano-Católica para la Unidad)
Introducción (Comisión Luterano-Católica para la Unidad)
Prólogo (Comisión Luterano-Católica para la Unidad)
Del Conflicto a la Comunión (Comisión Luterano-Católica para la Unidad)
El conocimiento humano de Jesús (Lic. Abel Della Costa)
Catequesis sobre la renovación de la Misa (Pablo VI)
Lo que celebró Jesús, lo que celebramos sus discípulos (Lic. Abel Della Costa)
Domingo de Trinidad (Lic. Abel Della Costa)
Descendió a los infiernos (Lic. Abel Della Costa)
«Christus vincit...» (Lic. Abel Della Costa)
Sobre la ascensión de Jesús a los cielos (Lic. Abel Della Costa)
Herejía (Lic. Abel Della Costa)
Razón y «Misterio de la fe» (Lic. Abel Della Costa)
¿Qué veremos cuando no estemos "tras un espejo"? (Lic. Abel Della Costa)
Qué decimos cuando decimos «lenguaje» (Lic. Abel Della Costa)
Dogmas, Dogmatismo, Teología (Lic. Abel Della Costa)
El Dios de los filósofos, el Dios de la fe (Lic. Abel Della Costa)
Publicaciones cuenta con 302 artículos
La Brújula
Un extensa base de sitios web para orientarse en la red: Agencias, informativos, publicaciones, Portales cristianos, Utilidades de informática, Santa Sede y Magisterio, Juveniles, Solidaridad, Editoriales y Librerías, Infantiles, Blogs, Ecumene, religiones y mucho más...
Brújula cuenta con 710 links
¿Conoces los salmos?
Son la oración por excelencia, y en esta sección del sitio están acompañados de explicaciones, orientaciones para el rezo cristiano, catequesis de los Padres, y de los Papas, y mucho más.
¿Y a los Padres de la Iglesia?
Siempre es formativo leerlos, o conocer más sobre el mundo de quienes dieron forma a nuestra fe en los primeros siglos de la Iglesia.: Presbítero anónimo, Anónimo antimontanista, San Dionisio de Alejandría, Anónimo a Diogneto , San Gregorio de Nisa, Pseudo Sexto, Los Padres «apostólicos», Pseudo-Clemente I, San Justino, La «Didajé» y muchos más...
Música
Visita Música!
Lo que te preguntas
Preguntas sobre la Biblia
Nuestro Señor, en la última Cena, celebró la cena pascual con sus discípulos, pese a celebrarla la víspera del sacrificio de los corderos pascuales en el Templo. Según el rito judío, durante la cena de pascua se bebían 4 cálices de vino, y que Jesús, al llegar el momento de beber el tercer cáliz fue cuando instituyó la Eucaristía, causando el asombro de los Apóstoles puesto que se salía del "guión oficial" de la celebración judía; y entonces salieron del cenáculo en dirección a Getsemaní. Si no he errado, se supone que el cuarto cáliz, el de la consumación, no se había tomado; ¿es este cuarto cáliz el que pide al Padre si podría pasar sin beberlo, y que bebe ya en la Cruz cuando le ofrecieron la esponja bañada en vinagre?
Si Jesús murió un viernes ¿cómo entonces pudo resucitar al tercer día, el domingo?
¿Cómo explicar a un hermano no católico la objeción siguiente: Si Jesucristo instituyó la Eucaristía en la Última Cena entre sus Doce Apóstoles, cómo es que los no apostoles -los 2 de Emaus (Cleofas y un otro)- pudieron reconocer a Jesucristo en la partición del pan, si ellos no estuvieron presentes en Jueves Santo...? Yo le contesté que seguramente en los pocos dias, algunos Apóstoles les explicaron la Institución... Pero llegó la objeción: Si los Apóstoles se dispersaron, atemorizados, encerrados hasta el dia de la aparición del Resucitado ¿cómo pudieron saber esos detalles de la elevación del pan y vino, o sea de la epiclesis..?
¿Quién era Gad?
Como puede uno creer en el Dios cruel y exterminador que describe el Exodo en la noche de la Pascua Judía, que no tuvo compasión de los egipcios? ¿Por qué se sigue leyendo este texto en la Vigilia Pascual?
¿Cómo fue la vida de Benjamin y cuál fue la misíón que Dios le encomendó?
En Josué se menciona a Rahab (o Rajab) la prostituta, relacionada con los espías que van a Jericó (Jos 2 y 6); en el Ev. de san Mateo aparece mencionada nuevamente -en la genealogía de Jesús-, como esposa de Salmón, y madre de Booz, por tanto como tatarabuela de David (Mt 1,5). ¿Cómo se relacionan los dos hechos?
El Sansón biblico ¿es reconocido como santo por la Iglesia catolica? ¿en que mes y fecha se le recuerda?
1.- Al no decir expresamente en la Escritura cuándo y cómo falleció San José el esposo de la Santísima Virgen María, ¿Sería válido considerar que estuvo hasta la pasión, muerte y resurreción de Cristo, aunque fuera de forma velada, o ¿cuál es el sentir del magisterio de la Iglesia en este respecto? 2.- Se podría hablar con propiedad sobre la viudez del la Santísima y bienaventurada siempre Virgen María, con respecto de San José.
Hablando con un hermano de otra denominación, él afirmaba, que Cristo no subió en el Viernes santo con el Buen ladrón, porque dijo: "...Estarás conmigo..." o sea en futuro, y por eso el ladrón sigue "durmiendo en su tumba, como la Virgen María y todos los difuntos". Quise contestarle, pero me vino una duda: Si Cristo en el Domingo de la Resurrección dice a Magdalena: "Noli me tangere, porque AUN NO HE SUBIDO..." ¿Cómo contestarle, si Cristo Jesús entonces no subió en el Viernes Santo con el ladrón...?
En las ocasiones en las que Jesús dice "yo soy" o "soy yo" (ej: Mt 14, 27, Juan 8, 58) ¿está refiriéndose al Tetragrama Sagrado (YHWH)? En los originales griegos, ¿se distingue de alguna manera respecto al uso habitual del verbo ser en primera persona?
En Hebreos 2,9-10 se lee: «Al que Dios había hecho un poco inferior que los ángeles, Jesús, lo vemos ahora coronado de gloria y honor.» Mi pregunta es: ¿Si el Señor Jesús es Dios, cómo puede ser inferior que los ángeles; no debe ser infinitamente superior?
¿Cómo debemos entender la Providencia de Dios? En la Biblia encontramos innumerables ejemplos de confianza en la actuación de Dios, pero en nuestra vida diaria nos encontramos con situaciones difíciles en las que parecemos no obtener respuesta a nuestras súplicas.
Mi hijo se ha unido en matrimonio con su pareja después de cuatro años de convivencia, ¿qué palabras le puedo regalar, aparte de felicidad y que la felicidad del día de hoy te dure toda tu vida?
¿El pecado es innato o adquirido?
¿Qué diferencia hay entre la «justicia de Dios» según el Antiguo y el Nuevo Testamento?
El domingo cristiano y su relación con el sábado judío.
¿En qué parte de la Biblia se encuentra la expresión 'no estés eternamente enojado' y qué significado tiene?
¿En alguna parte de la Biblia se resumen los atributos de Dios? ¿cuáles son esos atributos?
Que quieren decir los versículos de Proverbios 5,15-19 para el matrimonio católico:
15 Bebe el agua de tu cisterna, Y los raudales de tu pozo.
16 Derrámense por de fuera tus fuentes, En las plazas los ríos de aguas.
17 Sean para ti solo, Y no para los extraños contigo.
18 Sea bendito tu manantial; Y alégrate con la mujer de tu mocedad.
19 Como cierva amada y graciosa corza, Sus pechos te satisfagan en todo tiempo;
Y en su amor recréate siempre.
La pregunta es acerca de las diferencias entre algunos nombres y títulos de Jesús: El Verbo, El Hijo, El Hijo de Dios, Jesus, Jesucristo.
¿Las personas que han fallecido, aunque no hayan sido canonizadas, por el hecho de estar en la presencia de Dios, son santas? Ejemplo: Un joven ha recibido el sacramento de la reconciliación y después de haber recibido a Jesús en la Eucaristía, fallece pasados algunos minutos, inexplicablemente. Se podría decir que de ser admitido al cielo a gozar de la presencia viva del Dios Eterno, es un santo, o comparte con los santos de la dicha que no termina, aún sin ser reconocido como santo?
Preguntas sobre liturgia
Hemos iniciado el mes de mayo, mes dedicado a la Stma. Virgen María. ¿Este mes de mayo implica alguna particularidad en la liturgia?
Ayer celebramos la Solemnidad de Pentecostés, con la que se pone término al tiempo de Pascua. Hoy volvemos al tiempo ordinario. Sólo por recabar su opinión, ¿no cree que debería dedicarse más tiempo, litúrgicamente hablando, a la celebración del acontecimiento de Pentecostés? ¿por ejemplo con una octava como con Navidad o Resurrección? Creo que tratándose de un misterio tan importante su celebración queda algo pobre.
Los viernes se hace memoria de la crucifixión del Señor, los sábados, de la Stma. Virgen María y los domingos de la Resurrección. El resto de días de la semana, ¿tienen también algún sentido cristológico o mariano?
Hoy, 29 de abril del 2016 es el día de Santa Catalina de Siena. Sin embargo las lecturas que encontré en el enlace que suelo consultar (http://www.sanpablo.com.ar/lit/liturgia-cotidiana.php) no coincidían con las lecturas propias de la santa a pesar de que en ese enlace decía que es de memoria obligatoria. Mi pregunta es si fue un error no tomar las lecturas propias de Santa Catalina de Siena.
El sábado anterior al Domingo de Ramos se denomina "Sábado de Pasión"; el viernes "Viernes de Dolores". Estos días ¿tienen alguna particularidad en la liturgia? Gracias.
Mi duda es sobre lo que ha ocurrido hoy 19 de marzo de 2016, San José. Mañana 20 de marzo es Domingo de Ramos. La duda es: la noche de 19 de marzo ¿se rezan las primeras completas de domingo (por el Domingo de Ramos) o las segundas completas de domingo (por San José)?
Mi consulta es la siguiente:¿De qué depende que el Tiempo Ordinario tenga 33 o 34 semanas de duración, es decir, ¿cuando se da un caso u otro?
¿Por qué no hay memorias en la liturgia, ni siquiera libres, sobre importantes santos del Antiguo Testamento, como por ejemplo Moisés, Aaron, Abraham, Isaac, Israel, David, los profetas, etc.?
Tres preguntas relativas al cirio pascual: -Durante el tiempo pascual. ¿debe encenderse el cirio en todas las misas o sólo en las de domingos y solemnidades?
-Cuando se usa el incienso en tiempo pascual ¿Se debe incensar el cirio? ¿En qué momentos?
-Si el cirio es presencia del Resucitado en la Iglesia, en la comunidad, ¿Por qué se tiene que apagar al finalizar la solemnidad de Pentecostés y no en la Ascensión? No encuentro coherente que permanezca encendido el cirio hasta Pentecostés.
¿Puede rezarse en tiempo pascual por un difunto recién fallecido utilizando el formulario del oficio de difuntos en lugar ferial de pascua?
Por que existen 3 ciclos de lecturas (a,b,c), y en que se basa la Iglesia para determinar las fechas importantes, por ejemplo: navidad,semana santa etc.
¿De cuáles días litúrgicos las lecturas no cambian año con año? ¿Las lecturas de las Semana Santa son las mismas año con año o en ellas se aplican los ciclos A B C?
Sobre la fiesta de la dedicación de la basílica de San Juan de Letrán: el próximo domingo en el calendario litúrgico de Colombia y en el de mi orden manda que se celebre remplazando así la liturgia del domingo XXXII del tiempo ordinario, mi duda es por qué, si en domingo sólo se celebran las fiestas del Señor, esta vez se celebra la dedicación de este templo Romano, ¿también se considera esta una fiesta del Señor o cuál es el motivo de este caso?
Por favor quisiera saber si las lecturas de los ciclos A, B, C se repiten cada vez que tocan.
¿Cómo puedo calcular o saber el numero de tomo o libro de la Liturgia de las Horas que toca?
¿Cuándo se celebra este año 2013 la liturgia de la solemnidad de la Inmaculada?
¿En qué fechas concretas comienza cada tomo de la liturgia de las horas?
Acerca del establecimiento del grado de las celebraciones
Cuestiones relativas a la «feria mayor»
Celebramos la fiesta patronal de S. Ramón Nonato,titular de la Parroquia. No pudiendo celebrarla el 31 de agosto por ser el patrono también de la diócesis(Norte de Argentina), se ha transladado al domingo siguiente. La pregunta es qué prevalece propio del domingo y qué se puede poner del propio de S. Ramón.
El 24 de Junio de este año (2012) cae en domingo. Es la solemnidad del nacimiento de Juan Bautista. Y en todos los calendarios que he consultado, incluido el de la Santa Sede, esa solemnidad sustituye la celebración del domingo. ¿Cómo puede explicarse que la celebración dominical sea sustituida por una celebración que no es del Señor?
El día anterior a un sábado que no es solemnidad, las lecturas de la misa, ¿pueden ser las del sábado? ¿o deben ser las correspondientes al viernes?
¿Existe un listado con todas las Solemnidades, Fiestas, Memorias obligatorias y libres para México?, porque sé que cada conferencia puede hacer algunas variaciones.
¿Por qué el nacimiento de la Virgen tiene el rango de «Fiesta», mientras que el nacimiento de San Juan Bautista lo tiene de «Solemnidad»?
¿Cómo se sabe qué día inicia el ciclo litúrgico?
¿Cuáles son los tiempos litúrgicos y qué color le corresponde a cada uno?
¿Cómo deben entenderse los ciclos A, B y C, y pares e impares?, ¿se mantienen cada año o varían de fecha?
¿Qué diferencia hay entre «solemnidad», «fiesta», «memoria» y «feria»?
¿Cómo puedo saber en qué día litúrgico estoy?
¿Qué es el «Calendario litúrgico»?
¿Qué diferencia hay entre "memoria libre" y "memoria obligatoria"?
¿Qué es la «octava de Pascua»? ¿la octava semana?
La edición impresa, al terminar las Vísperas de Pentecostés dicen "aquí finaliza el Tiempo Pascual"; las Completas de ese día ¿son o no son de Tiempo Pascual?
¿Por qué el nacimiento de la Virgen no es solemnidad, y sí lo es el nacimiento de san Juan Bautista?
Tabla de precedencia de las celebraciones litúrgicas
¿Por qué la celebración de la semana santa varía, pues en ocasiones es en marzo, otras en abril y en distintas fechas? ¿cómo programa la Iglesia ésta festividad? ¿por qué la pascua de los judios no coincide con la fecha en que nosotros la celebramos?
¿Cómo puedo calcular en qué semana del salterio estoy?
Somos una comunidad religiosa que por constituciones tenemos el Oficio divino completo: laudes, vísperas, hora intermedia y oficio de lecturas. Somos de vida apostólica. En las noches rezamos el oficio de lecturas y en principio rezabamos los 3 salmos y las dos lecturas. Después del responsorio breve de la segunda lectura recitábamos la antifona del cántico y el cántico de completas y luego Reina del cielo. Últimamente algunas hermanas han decidido rezar primero los 3 salmos del oficio de lecturas las dos lecturas y luego los salmos de completas. ¿Cuál sería la forma correcta y litúrgica y el sentido de esto?
¿Qué son los Maitines?
¿Cuál es el modo correcto de unir el Oficio de lecturas a otras horas litúrgicas?
¿Por qué las horas de tercia, sexta y nona tienen los mismos salmos y casi siempre los mismos himnos?
Cuando una celebración litúrgica que no es solemnidad debe celebrarse como solemnidad (por ejemplo, por ser el patrono)¿de dónde se toman las antífonas y salmos de las primeras vísperas?
Si el Oficio de Lecturas se reza a la noche anterior, ¿se debe comenzar con el invitatorio, ya que vendría a ser la primera oración del día litúrgico?
El Oficio de Lecturas, pequeña introducción
¿Qué son las segundas vísperas?¿Cuándo se rezan?
¿Por qué se rezan las horas breves, Tercia, Sexta, Nona y Completas?
¿Por qué en las memorias, incluso en las obligatorias, la Hora Intermedia siempre dice "de la feria"?
¿Por qué los sábados nunca tienen vísperas?
Acerca de las Completas, ¿puede rezarse siempre las del domingo, o sólo en algunos tiempos litúrgicos?
¿Qué es la "hora intermedia"?
En alguna edición manual, en el oficio de Lectura, en la primera lectura aparece una para el año I y otra para el II, ¿cómo identificar en que año estamos? ¿a qué se debe la diferencia con las ediciones habituales y con la edición de ETF?
¿Por qué algunas memorias obligatorias se celebran como fiestas? Por ejemplo Sta. Inés, María Magdalena...
¿Cuando se reza en una comunidad en la que el superior es un laico, pero está presente un ministro ordenado, debe presidir el superior o el ministro ordenado? ¿Si preside el superior, debe hacer el sacerdote (o diácono) la bendición final?
¿Se puede incluir la celebración de vísperas en una "hora santa"?
Dentro de los cuatro tomos de la edición impresa, ¿dónde se encuentran las Completas?
¿Qué es el Oficio de Tinieblas? He averiguado que es un rito preconciliar; ¿se podría volver a realizar?
¿Qué salmos se rezan en las cuatro semanas del salterio?
Veo que se reza muchas veces el Gloria. Para mi es mas breve y me concentro mas en la alabanza al Señor si sustituyo la oracion del Gloria por esta otra «Gloria a ti Dios mio, para siempre», rezandola cuando yo este solo, no en comunidad. ¿Es correcto hacer esto?
Hola, quería saber si la Liturgia de la Horas tiene variantes según sea editada en España, América Latina o Estados Unidos. He visto que hay ediciones llamadas Para los fieles, Edición popular, etc. Tengo intención de comprar un volumen por internet y quiero estar seguro de si hay variantes.
Tres dudas sobre el modo de rezar la Horas y su carácter de oración «de la Iglesia»
¿Un buen libro para el rezo de La Horas como laico (principalmente Laudes y Vísperas)? (y económico).
¿Puede guardarse un día litúrgico entero, con todas sus horas, de una sola vez?
Los colores de las cintas separadoras que trae la edición manual de la LH, tienen algún significado en especial? ¿cómo se usan?
¿Cuáles son las relaciones entre la Eucaristía y la Liturgia de las Horas?
¿Se pueden rezar vísperas y completas de una sola vez, haciendo una «mini-pausa» entre las dos para diferenciarlas?
¿Puede rezarse la liturgia ocasionalmente, aunque uno no la siga todos los días, como por ejemplo al ir a un retiro, o en un tiempo "fuerte"?
¿Podemos los laicos utilizar la versión completa de la liturgia de las horas (versión en varios volumenes) o sólo es para los sacerdotes y consagrados?
¿Por qué los textos de la versión latina de la Liturgia de las Horas no siempre coinciden con la versión en español?
¿Por qué es recomendable el rezo de la Liturgia de las Horas por todos los fieles?
¿Qué es más importante para que un laico rece cada días, la Liturgia de las Horas, la Misa o el Rosario?
¿Qué significa que el rezo de las Horas es «liturgia»? ¿cómo aprovechar ese aspecto de la oración?
¿Qué es la «obligación canónica» de rezar las Horas?
¿Cómo se divide el tiempo liturgico?
¿Por qué el Padrenuestro se reza sólo en Laudes y Vísperas?
¿Contiene el programa de ETF la totalidad de la Liturgia de las Horas oficial?
Sobre las posiciones corporales al rezar la Liturgia de las Horas
¿Qué salmos y antífonas deben tomarse en las memorias obligatorias? ¿los del día de feria o los del común del santo?
¿Puede oficiarse la misa en cualquiera de los altares laterales que hay en los templos antiguos? Como se trata de capillas donde el altar está pegado al retablo, ¿se celebraría la misa con el sacerdote de espaldas a pesar de usar el nuevo ordo missae?
En las Misas solemnes, cuando se llevan las ofrendas en procesión, ¿deben ir precedidas por la cruz y ciriales?
En el momento de la comunión, ¿es correcto que el sacerdote disponga las sagradas formas y el cáliz al frente del altar y que cada fiel las tome por si mismo?
En la solemnidad de la Inmaculada Concepción en España está permitido el uso del color azul en la liturgia. ¿Se puede usar este color azul en otras solemnidades o fiestas de la Virgen María, como la Asunción, la Natividad de María, la Purificación, la Anunciacion, etc.?
Fui a una concelebración y el Obispo del lugar no era el celebrante principal sino que el principal era un sacerdote que estaba cumpliendo años mientras el obispo hacia de concelebrante segundo y el vicario general de concelebrante primero. Esto me llamo fuertemente la atención pero quizá esto se pueda hacer. Quería saber si hay algún documento que indique tal situación o la contraria.
¿Tocar los instrumentos en tiempo de cuaresma está totalmente prohibido o puede tocarse alguno como un órgano para apoyar el canto?
¿Es incorrecto comenzar la Monición de Entrada con «hermanos y hermanas» o necesariamente hay que escribir sólo «hermanos»?
¿Está permitido que en una misa de niños, los niños suban al altar para rezar o cantar el Padre nuestro junto con el Sacerdote?
Quisiera saber si en la narración de la Pasión (Domingo de ramos y Viernes santo), el sacerdote es el que debe decir «Pasión de Nuestro señor Jesucristo según San....» y al finalizar «Palabra del Señor», o si esto le corresponde al que tiene a su cargo ser el narrador.
Quisiera saber si en el rezo del padrenuestro en la eucaristía los laicos pueden o deben (o no pueden ni deben) hacerlo con las manos levantadas.
¿La misa es una fiesta o es el sacrificio de la cruz?
El ayuno eucarístico, ¿obliga al menos una hora antes de la comunión o del comienzo de la misa?
¿Cuándo un laico puede comulgar con la Sangre de Nuestro Señor? ¿Por qué sólo comulgamos con el pan y no con el cáliz?
¿Es conveniente representar o dramatizar el evangelio en la misa de los niños? ¿Es recomendable? ¿Tiene algo en su contra?
Cuando se canta el Padre nuestro en las celebraciones, ¿se puede cantar el amen al final? en los misales se omite esta palabra, así que el coro (en mi parroquia) repite «libranos del mal», ¿es correcto?
En la celebración de la Eucarístia, al subir al ambón a proclamar las lecturas o el Salmo responsorial: ¿Se tiene que hacer inclinación de cabeza al sacerdote que preside la misa?
¿Deben los fieles extender las manos al rezar el Padrenuestro en al eucaristía?
¿Es correcto permitir a las niñas participar como acólitos (monaguillos) en la Santa Misa?
Cuando el sacerdote da la Sagrada Comunión a los fieles, ¿es correcto que signe en la frente a los niños que acompañan al comulgante?
¿Puede un sacerdote ayudar en la Santa Misa haciendo las veces de monaguillo?
¿El día 1 de enero es solemnidad de precepto? ¿es obligatorio asistir a misa?
La fórmula «por Cristo, con él y en él» que se recita en la misa, ¿debe ser dicha por el sacerdote o por toda la asamblea?
¿Cuándo se permite exponer el Santísimo Sacramento en la custodia?
¿Puede el Ministro Extraordinario de la Eucaristía de manera regular tomar con sus manos la sagrada comunión para distribuirla?
¿Está dentro de las rúbricas de la liturgia el tomarse de las manos durante el rezo del Padre Nuestro en la misa?
¿Varian los evangelios en los tres ciclos de lectura de la misa dominical?
En el caso que no pueda asistir a la misa, ¿puedo sustituir la lectura breve por las lecturas y evangelio que correspondiente al día?
¿Puede un sacerdote negar la Eucaristía a alguien que se acerca a comulgar?
¿Puede un acólito dar la comunión?
¿En qué momento hay que pararse en la misa, cuando el sacerdote dice la oración sobre las ofrendas o cuando empieza a dialogar con la asamblea («elevemos nuestro corazón», etc.)?
Si quiero rezar el oficio litúrgico que corresponde al día, y el mismo día el oficio de difuntos, ¿cómo puedo rezarlo? Por ejemplo, si en Laúdes rezo el laúdes correspondiente a ese día, por ejemplo, el lunes de la II semana del salterio, ¿cómo puedo rezar ese mismo día el Laúdes del oficio de difuntos, tendría que rezar los dos cambiando las horas de cada uno, o debería de elegir uno de los dos y no rezar el otro?
Por favor quisiera saber si la Exaltación de la Santa Cruz tiene primeras vísperas, pues aunque en el calendario es fiesta la celebramos como solemnidad por ser San Miguel Arcángel el patrón. Muchas gracias.
En el rezo comunitario de la Liturgia de las Horas, el gloria que se dice al final de cada salmo o cántico ¿lo debe recitar completo el coro al que le corresponde o se hace de forma responsorial y dice una parte cada uno?
Al iniciar las Laudes o el Oficio de lecturas como primera oración del día, durante el versículo inicial «Señor, ábreme los labios...», ¿Hay que signarse en la boca o lo que hay que hacer es la señal de la cruz antes de empezar la oración? En las rúbricas no encontramos respuesta ni tampoco en la Ordenación General de la Liturgia de las Horas.
Las rubricas de la liturgia de las horas prescriben que en la horas mayores antes de la oración conclusiva no se dice «oremos», en cambio en las horas menores manda que se diga «oremos». Mi duda es si esa invitación sólo se hace cuando preside el oficio un ministro ordenado o también se debe hacer cuando preside un laico, por ejemplo un seminarista.
¿Se puede rezar el oficio de difuntos en cualquier día por los difuntos en general?
En Laudes y Vísperas, ¿hay que ponerse de pie antes de recitar la antífona del Cántico evangélico, o propiamente para el cántico?
Respuesta a una consulta sobre la recitación del Cántico Evangélico de la liturgia de las horas.
En el caso de que se celebre la Misa con laudes, y que esto abra la oración litúrgica del día, ¿deberíamos comenzar la celebración con el «Señor, ábreme los labios» del invitatorio? Y si esto lo hacemos un día festivo, ¿dónde colocar el canto de entrada?
Tengo grabados los cánticos de la liturgia, ¿puedo utilizar esas grabaciones durante el rezo que hago con mi familia?
Cuando rezo de modo individual, en la cánticos del AT y evangélicos ¿se reza la antífona al inicio y final o intercalando como en los salmos?
¿Se puede rezar el rosario intercalado con laudes?
Si por alguna circunstancia no puedo rezar Laudes, Vísperas o Completas de forma entera, ¿Es válido a lo menos recitar con fervor el himno de estas y agradecer al final del día mi jornada con la antífona final de la Virgen María?
¿Qué postura corporal debo tener al rezar la liturgia de las Horas, sentado, de rodillas o de pie?
¿Se puede cantar el MAGNÍFICAT en las Vísperas o sólo puede ser rezado?
Soy un laico que quiere rezar la liturgia de las horas, he copiado los salmos y otros textos, pero ¿puedo para ahorrar espacio usar siempre las mismas preces?
¿Qué significa el asterisco (*) que se encuentra en los responsorios de Oficio de Lectura, Laudes y Vísperas en la edición impresa?
Organizar la oración para la vigilia de Pentecostés.
¿Qué significa una crucecita roja que aparece al inicio de algunos versículos de algunos salmos?
¿Cómo debe ser recitado el cantico que esta en el salterio (ya sea del AT o del NT)? ¿es cierto que debe ser rezado a una sola voz por toda la comunidad?
Quisiera saber el significado exacto de las letras «V» y «R» que están en la Liturgia de las Horas (por ej. en el invitatorio)
¿Cuando se puede y cuándo se debe rezar un laico el oficio de difuntos? ¿sustituye éste las oraciones del oficio del día?
¿Por qué se debe hacer la señal de la cruz al inicio de los cánticos evangélicos?
Después de «Señor, ábreme los labios», ¿se reza Gloria? Si no hay que rezar Gloria siempre, ¿en qué casos no hay que rezarlo? ¿Cuándo hay que añadir Aleluya al Gloria?
¿La antifona mariana de Completas se puede sustituir por una Avemaría?
¿Cómo se reza la liturgia de las horas en forma cantada?
¿Qué posturas corporales se utilizan en el rezo de las Horas?
¿Cómo debe ser el lugar donde se celebre la Liturgia de las Horas?
¿Qué es una «commemoracion»? ¿Cuándo una memoria es una conmemoracion? ¿cómo se organiza el rezo de una conmemoración?
¿Puedo poner durante el rezo de vísperas, en lugar de la lectura breve, las lecturas del oficio de lectura y después continuar con lo restante de la las vìsperas?
¿Cómo es el rezo comunitario de las antífonas de los salmos y de los cánticos evangélicos? ¿Las rezan todos junts? ¿las reza sólo el que dirige la oración?
Desearía aprender a rezar las Horas
Preguntas sobre los santos
¿Por qué la beata Isabel de Francia (22 de febrero) aparece como beata en el santoral de ETF, mientras que en otros santorales que hay en línea aparece como santa?
¿Podría decirme si en siglos anteriores Santa Eduvigis se celebro el día 17 de octubre y no el 16 como ahora, y por qué?
¿Cuándo es realmente la onomástica de Sta. Judit, el personaje bíblico?
¿Se puede incurrir en idolatría ante una excesiva veneración de una imagen de Nuestro Señor o de la Virgen?
¿Es posible que se celebre en algún pueblo de España la festividad de San Daniel el 29 de enero?
Me gustaría saber acerca de san Ranulfo, ya que mi padre se llama así.
Por qué no aparece S. Fermín en el 7 de julio? ¿cuál de los cuatro santos con ese nombre corresponde al patrono de Pamplona?
En el santoral de Internet de las diócesis de Mérida-Badajoz y Canarias aparece como mártir Santa Aroa y su celebración el 5 de julio, pero no encuentro a esta mártir en el martirologio romano. ¿A qué se debe? ¿Quizá puede ser una mártir de otras Iglesias? Si es así, ¿por qué lo incluyen las diócesis mencionadas?
¿Sobre que argumentos se basa la Iglesia para sustentar el tema de la beatificación y canonización de las personas, se basa en la biblia, en la Tradición o en el Magisterio?
¿Quién es Sor Sofía María Gabriel? ¿Realmente existen sus profecía? ¿Han sido aprobadas por la iglesia?
Quisiera saber si san Jorge es venerado en el santoral católico o solo en el ortodoxo
Acerca de la devocion a la Medalla Milagrosa y a las apariciones de la Virgen a santa Catalina Labouré.
¿Por qué se celebra el día de Santa Rosa de Lima el 30 de agosto?
Acerca de la celebración litúrgica del beato Juan Pablo II el 22 de octubre
¿Es aceptable la existencia de santorales que no son el oficial?
Algunos sitios de internet recomendables para el tema de los santos:
¿Qué es la «canonización»?
Lo que te preguntas cuenta con 243 preguntas
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa