Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
A Dios Espíritu Santo
Gracias Espíritu Santo
Víctor García de La Hoz


 

Ven, Espíritu Santo, y bautízame con el fuego de tu Amor. Me he rendido lo mejor que he podido, y ahora quiero que me llenes con tu Espíritu. Necesito tu poder en mi vida. Por favor, ven y lléname ahora.


 

Señor, creo que cuando me rindo ante ti como Señor, nos hacemos uno. tú eres la Vid y yo soy el sarmiento. Todo lo que eres está en mí. Mi vida fluye ante ti. Creo que al rendirme y pedir, tú liberarás tu fuerza, sabiduría, sanación, para llenar mis actuales necesidades. Ahora me rindo para recibir tus dones de santificación: Espíritu de sabiduría e inteligencia, Espíritu de consejo y fortaleza, Espíritu de ciencia y temor de Yahvé. 

Necesito dones en mi vida, para mi crecimiento como cristiano. Me rindo y te pido que envíes la manifestación de tus Dones de servicio: sabiduría, ciencia, fe, curaciones, milagros, profecía, discernimiento de espíritus, diversidad de lenguas e interpretación de lenguas. Lo necesito para ser
testigo en un mundo doliente. Sólo en tu poder, guiado por tu Espíritu puede ser fructífera mi vida. Ven, Espíritu Santo. 

 


Ven, Espíritu Santo. Lo quiero todo envuelto en el mayor de los dones: el Amor. Derríteme, moldéame, lléname, úsame. Dame oportunidades para usar tus dones, para revelar tu Amor y tu misericordia. Ensánchame, Señor. No limitaré tus dones con mi percepción de lo que yo pueda manejar. Espíritu Santo, aumenta mi capacidad. Obra en mí poderosamente. Quiero que cada propósito que Dios tiene para mi vida se cumpla: te necesito, poderoso Espíritu de Dios, para que se cumpla ese propósito.


 

Ven, Espíritu Santo, ven.

Al fluir a través de mí para dirigir a otros, sé que tú estás fluyendo en mí para sanar mi vida también. Gracias por inundar los sitios profundos de mi vida con tu Amor intenso. Gracias por lavar y limpiar cualquier herida y cicatriz del pasado que aún tienen poder para dominar mis pensamientos y reprimir mi libertad física y emocional. Gracias por traer luz a las tinieblas y calor a cualquier habitación fría y oscura de mi alma. 


Espíritu Santo Compasivo, gracias por venir a quitar lágrimas no lloradas, penas de luto, el dolor de pérdidas, los traumas, miedos, heridas emocionales tan dolorosas que estaban enterradas vivas. 
Espíritu de sabiduría, gracias por llegar hasta la raíz de las causas de cualquier fallo crónico. 
Espíritu Santo amoroso, gracias por pasar conmigo a través de mis años de infancia y enfrentarte al pasado conmigo. Gracias por recordarme que el Amor de Cristo siempre estaba ahí, llenando las brechas entre el Amor que necesitaba y el Amor que recibía.

 


Te alabo, Jesús. Que esto sea una oportunidad para una efusión más profunda de tu Espíritu, a la par que se está liberando una gran parte de mi vida emocional.

¡Gracias, Espíritu Santo, por tu presencia conmigo, fluyendo libremente en mí, a través de mí!
¡Gracias por ser mi Amigo, mi Maestro, mi consuelo, mi Consejero, mi intercesor y el dador de dones extraordinarios! ¡Gracias especialmente por

Tu Amor

 

Ven, Espíritu Santo, y bautízame con el fuego de tu Amor. Me he rendido lo mejor que he podido, y ahora quiero que me llenes con tu Espíritu. Necesito tu poder en mi vida. Por favor, ven y lléname ahora.


 

Señor, creo que cuando me rindo ante ti como Señor, nos hacemos uno. tú eres la Vid y yo soy el sarmiento. Todo lo que eres está en mí. Mi vida fluye ante ti. Creo que al rendirme y pedir, tú liberarás tu fuerza, sabiduría, sanación, para llenar mis actuales necesidades. Ahora me rindo para recibir tus dones de santificación: Espíritu de sabiduría e inteligencia, Espíritu de consejo y fortaleza, Espíritu de ciencia y temor de Yahvé. 

Necesito dones en mi vida, para mi crecimiento como cristiano. Me rindo y te pido que envíes la manifestación de tus Dones de servicio: sabiduría, ciencia, fe, curaciones, milagros, profecía, discernimiento de espíritus, diversidad de lenguas e interpretación de lenguas. Lo necesito para ser
testigo en un mundo doliente. Sólo en tu poder, guiado por tu Espíritu puede ser fructífera mi vida. Ven, Espíritu Santo. 

 


Ven, Espíritu Santo. Lo quiero todo envuelto en el mayor de los dones: el Amor. Derríteme, moldéame, lléname, úsame. Dame oportunidades para usar tus dones, para revelar tu Amor y tu misericordia. Ensánchame, Señor. No limitaré tus dones con mi percepción de lo que yo pueda manejar. Espíritu Santo, aumenta mi capacidad. Obra en mí poderosamente. Quiero que cada propósito que Dios tiene para mi vida se cumpla: te necesito, poderoso Espíritu de Dios, para que se cumpla ese propósito.


 

Ven, Espíritu Santo, ven.

Al fluir a través de mí para dirigir a otros, sé que tú estás fluyendo en mí para sanar mi vida también. Gracias por inundar los sitios profundos de mi vida con tu Amor intenso. Gracias por lavar y limpiar cualquier herida y cicatriz del pasado que aún tienen poder para dominar mis pensamientos y reprimir mi libertad física y emocional. Gracias por traer luz a las tinieblas y calor a cualquier habitación fría y oscura de mi alma. 


Espíritu Santo Compasivo, gracias por venir a quitar lágrimas no lloradas, penas de luto, el dolor de pérdidas, los traumas, miedos, heridas emocionales tan dolorosas que estaban enterradas vivas. 
Espíritu de sabiduría, gracias por llegar hasta la raíz de las causas de cualquier fallo crónico. 
Espíritu Santo amoroso, gracias por pasar conmigo a través de mis años de infancia y enfrentarte al pasado conmigo. Gracias por recordarme que el Amor de Cristo siempre estaba ahí, llenando las brechas entre el Amor que necesitaba y el Amor que recibía.

 


Te alabo, Jesús. Que esto sea una oportunidad para una efusión más profunda de tu Espíritu, a la par que se está liberando una gran parte de mi vida emocional.

¡Gracias, Espíritu Santo, por tu presencia conmigo, fluyendo libremente en mí, a través de mí!
¡Gracias por ser mi Amigo, mi Maestro, mi consuelo, mi Consejero, mi intercesor y el dador de dones extraordinarios! ¡Gracias especialmente por

Tu Amor

 

Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).

Las oraciones básicas de la vida cristiana

A Dios Espíritu Santo

A Dios Hijo, Jesucristo

A Dios Padre

A Dios Uno y Trino

A María Virgen, Madre de Dios

Acción de gracias

Actos de Fe, Esperanza y Caridad

Al Sagrado Corazón

Angeles y Santos

Bendiciones

En el dolor y enfermedad

Espiritualidades no cristianas

Eucarísticas

Himnos y cánticos

Intercesión por la Iglesia

Intercesión por los difuntos

Intercesión por los no nacidos

Intercesiones diversas

Jaculatorias

La Oración de Jesús

Meditaciones

Novenas, triduos y otros

Oración ecuménica

Oración Pascual

Penitencial

Poemas

Profesiones de Fe

Temas varios

Villancicos

© El Testigo Fiel - 2003-2018 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa