Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
Roma
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email

“Más espacio en el Catecismo para el «No» a la inhumana pena de muerte”

11 de oct de 2017
El Papa pide actualizar el texto fundamental de catequesis: «Condena contraria al Evangelio». “Mea culpa” por las ejecuciones del Estado Pontificio. No se puede «conservar la doctrina sin hacer que progrese ni se la puede atar a una lectura rígida e inmutable. La Palabra de Dios no puede ser conservada en naftalina».

En el Catecismo de la Iglesia católica debe encontrar mayor espacio el “No” a la pena de muerte, que es una condena «inhumana» y es «en sí misma contraria al Evangelio». Lo dijo el Papa en su discurso, en el Aula del Sínodo en el Vaticano, durante el encuentro promovido por el Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización en ocasión de los 25 años de la promulgación del nuevo Catecismo, impulsado por Juan Pablo II. El Papa insistió con fuerza en su contrariedad ante las ejecuciones capitales (con una alusión de “mea culpa” por las que se llevaron a cabo en su momento en el Estado Pontificio) y también explicó qué significa conservar y heredar el depósito de la fe, afirmando que «no se puede conservar la doctrina sin hacer que progrese ni se la puede atar a una lectura rígida e inmutable», porque «la Palabra de Dios no puede ser conservada en naftalina».

El Papa Wojtyla, al promulgar el Catecismo, sostenía que «debe tener en cuenta las explicitaciones de la doctrina que durante el tiempo el Espíritu Santo ha sugerido a la Iglesia. Es necesario, además, que ayude a iluminar con la luz de la fe las situaciones nuevas y los problemas que en el pasado todavía no habían surgido». No es suficiente, pues, explicó Francisco, «encontrar un lenguaje nuevo para decir la fe de siempre; es necesario y urgente que, ante los nuevos desafíos y perspectivas que se abren para la humanidad, la Iglesia pueda expresar las novedades del Evangelio de Cristo que, aún estando encerradas en la Palabra de Dios, todavía no han salido a la luz». Sin olvidar que, como dice el Catecismo, «todas la sustancia de la doctrina y de la enseñanza debe orientarse a la caridad que nunca tendrá fin», dando «siempre y en todo relieve al amor de Nuestro Señor».

En este horizonte Francisco sitúa la petición de dar mayor espacio en el texto al “No” a la pena de muerte, debido al progreso de la doctrina y de la nueva «conciencia del pueblo cristiano que rechaza una actitud que consiente una pena que daña fuertemente la dignidad humana».

«Se debe afirmar con fuerza –continuó el Papa– que la condena a la pena de muerte es una medida inhumana que humilla, sea como sea perseguida, la dignidad personal. Es en sí misma contraria al Evangelio, porque se decide voluntariamente suprimir una vida humana, que es siempre sacra a los ojos del Creador y de la que Dios solo, en última instancia, verdadero juez y garante. Que nunca ningún hombre, ni siquiera el homicida, pierda su dignidad personal, porque Dios es un Padre que siempre espera la vuelta del hijo que, sabiendo que se ha equivodaco, pide perdón e inicia una nueva vida. A nadie, pues, se le puede quitar no solo la vida, sino la misma posibilidad de redención moral y existencial que se vuelva a favor de la comunidad». Francisco recordó que en los siglos del pasado, cuando había «una pobreza de instrumentos de defensa y la madurez social no había todavía conocido un positivo desarrollo, recurrir a la pena de muerte parecía como la consecuencia lógica de la aplicación de la justicia».

Desgraciadamente, añadió Francisco, «también en el Estado Pontificio se recurrió a este extremo e inhumano remedio, descuidando el primado de la misericordia por sobre la justicia. Asumimos las responsabilidades del pasado y reconocemos que aquellos medios eran dictados por una mentalidad más legalista que cristiana. La preocupación de conservar íntegros los poderes y las riquezas materiales llevó a sobrevalorar el valor de la ley, impidiendo la comprensión profunda del Evangelio». Pero hoy «permanecer neutrales» frente «a las nuevas exigencias para la reafirmación de la dignidad personal, nos haría más culpables». El Papa precisó que, en el caso de la pena de muerte, «no estamos en presencia de ninguna contradicción» con la enseñanza del pasado, porque «la defensa de la dignidad de la vida humana desde el primer instante de su concepción hasta la muerte natural siemrpe ha encontrado en la enseñanza de la Iglesia su voz coherente y autorizada». Y concluyó: «es necesario insistir, por lo tanto, en que, por grave que pueda haber sido el delito cometido, la pena de muerte es inadmisible porque atenta contra la inviolabilidad y la dignidad de la persona».

Francisco después se refirió al tema del «desarrollo armonioso de la doctrina», recordando que el Concilio Vaticano II insistió en la dinámica de una Tradición que «progresa, crece, tiende incesantemente a la verdad». Por lo tanto, explicó el Papa, «la Tradición es una realidad viva y solo una visión parcial puede pensar en el “depósito de la fe” como en algo estático. ¡La Palabra de Dios no puede ser conservada en naftalina, como si se tratara de una vieja manta que hay que proteger de los parásitos! No. La Palabra de Dios es una realidad dinámica, siempre viva, que progresa y crece porque está tendida hacia un cumplimiento que los hombres no pueden detener».

Entonces, «no se puede conservar la doctrina sin hacer que progrese, ni se la puede atar a una lectura rígida e inmutable, sin humillar la acción del Espíritu Santo». Palabras que hoy el Papa usó para referirse a la pena de muerte, pero que pueden relacionarse con muchos otros casos, incluso con los temas más debatidos en la Iglesia.

fuente: Vatican Insider
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.226.113.250
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Noticias de los últimos 15 días
Roma
Francisco cumple hoy 81 años. Es el quinto cumpleaños que ... no leida
El Papa introdujo el rezo del Ángelus del tercer domingo ... no leida
Una instrucción de la Congregación de los Santos dedicada a ... no leida
Noticia desmentida por el director de la Oficina de Prensa ... no leida
Palabras de Papa Francisco a la hora del rezo del ... no leida
El viernes 8 de diciembre, Solemnidad de la Inmaculada Concepción ... no leida
El texto, de 2016, saludaba con aprobación las líneas guía ... no leida
En vista del anuncio de Trump sobre la embajada estadounidense, ... no leida
La espera vigilante y atenta fue el tema de la ... no leida
Iglesia en el Mundo
El arzobispo Hoser, enviado del Papa, afirma que «las diócesis ... no leida
América y España
Misa en el Vaticano por la fiesta de la B.V. ... no leida
Una ermita del siglo XVIII en el estado brasileño de ... no leida
¿Se hubiera podido evitar la sangrienta sublevación de los católicos ... (1 coms.) no leida
Diversos coros nacionales del Ministerio de Cultura de la Nación ... no leida
Espiritualidad y Cultura
En uno de los lugares más significativos del cristianismo de ... no leida
Las pinturas, que representan dos figuras femeninas, fueron descubiertas durante ... no leida
14-12/17 - «Laudamus Te»
Nuevo CD grabado en Taizé en la Iglesia de la ... no leida
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa