Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003

La fe católica

breve introducción

por Miguel Ángel Vives Satorre
Sacerdote, párroco de Natividad de Nuestra Señora, de Burjassot, Valencia, España
6 de octubre de 2011
Siempre es un riesgo tratar de resumir en qué consiste la fe católica. A los que la vivimos nos resulta tan rica y variada, que ponerla en palabras, y que esas palabras sean breves, parece imposible. Sin embargo, en el marco de unos encuentros interreligiosos que se llevan a cabo en Valencia (España) desde el año pasado, llegó el turno a la fe católica de explicar a las demás creencias en qué consiste ser católico. Había que hacerlo con pocas palabras, pero aun más: de manera que pudiera ser comprendido por gente completamente ajena a nuestras creencias y tradiciones. El P. Miguel Ángel Vives, de la parroquia Natividad de Nuestra Señora, de Burjassot, también de Valencia, aceptó el reto. He estado presente en ese hermoso encuentro, y le he pedido permiso para publicar el escrito, en la convicción de que será útil no sólo como lo fue para los no católicos allí presentes, sino también para mucho que recorren internet en busca de orientación religiosa y entran en nuestro sitio.

 

Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar rabbi , porque uno    solo es vuestro Maestro y todos vosotros sois hermanos

Mt.23,8

 

En realidad todo lo que he escrito acerca de Dios me parece ahora como si no fuera más que paja” Santo Tomas de Aquino.

Los maestros de Zen lo expresan conmás concisión:”El que sabe no habla. El que habla no sabe”.

 

Escribo este resumen de la fe católica para el Espacio del Encuentro Interreligioso en el formato indicado por el Swami Rameshwarananda Giri. Lo voy reflexionando mientras paseo descalzo por la playa de Canet de Berenguer, en donde hace años también preparé el examen de Licenciatura de Teología Dogmática. Recuerdo la famosa anécdota de San Agustín cuando se disponía a escribir sobre Dios, y paseando por las playas de Cartago se encuentra con un niño, que después resulto ser un ángel:”Tú estás peor que yo, pues intentas comprender a Dios que es infinito.”

 

La fe católica, como toda religión posee unas creencias, unos mandamientos y unas celebraciones.

 

1. Lo que creemos:

 

La clave de la fe católica está en la persona de Jesús de Nazaret. Ser cristiano es ser discípulo de Jesucristo, intentando imitarlo en todo, en la forma de pensar, hablar, actuar….” Jesucristo es un hombre como todos nosotros y al mismo tiempo es hijo de Dios. Es hombre y Dios verdadero.

 El misterio de la Encarnación del Hijo de Dios en el seno de la Virgen María, es otra clave esencial de la fe católica.

Jesús nació hace unos 2011 años en Belén (Palestina). Vivió 30 años en el pueblecito de Nazaret trabajando como un humilde obrero. Luego, pasa 3 años caminando por toda Palestina, anunciando el amor de Dios (Buena Noticia: Evangelio) con sus obras y palabras.

Fue crucificado como un malhechor tras un juicio injusto y lleno de mentiras . Y al tercer día resucitó, venciendo al pecado y a la muerte. La Resurrección de Jesús es el misterio central de la fe cristiana. Cristo para los cristianos está vivo, vive eternamente. La Resurrección de Jesús nos enseña que no todo termina con la muerte. La alegría y la esperanza han entrado en nuestro mundo.

Jesús nos habló de Dios como su Padre y Padre de todos, un Padre amoroso, misericordioso, todopoderoso y creador.

Para los cristianos Dios es Padre, es Hijo y es Espíritu Santo.

Los apóstoles, a pesar de convivir intensamente durante 3 años con Jesús, no entendieron su doctrina y tenían miedo de ser sus amigos. Jesús promete enviar al Espíritu Santo que les enseñará su doctrina y les convertirá en sus valientes testigos.

La Iglesia forma parte de la esencia de la fe cristiana. No se puede seguidor de Jesús de forma solitaria, necesitamos formar familia. La Iglesia es más que una institución, es un misterio, humano y divino, al mismo tiempo, como Jesucristo. Sólo la fe puede aceptar lo que significa la Iglesia en plenitud.

La Iglesia es, en este mundo, el sacramento de salvación, el signo y el instrumento de la comunicación entre Dios y los hombres.

 

2. Lo que celebramos: los sacramentos.

Cuando Jesucristo vivía en la tierra, El mismo era quien con su palabra y obras poderosas hacia el bien y sanaba a las personas que se le acercaban con sincero corazón. Ej. el buen ladrón (Lc.23,39.44). Jesucristo después de morir y resucitar, envió al Espíritu Santo a sus amigos para que continuasen su misma obra.(Cfr.Hechos,2). Desde entonces, la Iglesia continúa la misma obra de Jesús, principalmente anunciando la buena noticia del amor de Dios a  los hombres, celebrando los sacramentos y viviendo el espíritu de servicio a todos.

Todo sacramento es un encuentro personal entre nosotros y Jesucristo Resucitado, que se hace presente en la Iglesia por medio del Espíritu Santo. Los sacramentos son siete: Bautismo, Confirmación, Penitencia o Confesión, Eucaristía o Comunión, Unción de los Enfermos, Orden sacerdotal y Matrimonio.

Cada sacramento sirve para algo especial, pero todos son para nuestro bien y el bien de la comunidad.

Los escritores antiguos nos ayudan a comprender el sentido profundo de los sacramentos:” Desde que el Señor dejó de estar visible entre nosotros, todo lo que en El había de visible ha pasado a los Sacramentos” San León Magno.

Las cosas celestiales hablan más que las terrenas. Nuestro Señor se manifiesta mejor desde que está junto al Padre” San Ignacio de Antioquia.

 

3. Cómo obtenemos la vida en Cristo: los mandamientos.

El obrar el bien siempre trae consigo la felicidad, y lo contrario, cuando obramos el mal , siempre trae  la desdicha.

Somos felices confiando en la palabra de Jesús en las bienaventuranzas:

Bienaventurados los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.

Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra

Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.

Bienaventurados los que tienen hambre y de de la justicia, porque ellos quedarán saciados.

Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.

Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.

Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque serán ellos llamados hijos de Dios.

Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

Bienaventurados vosotros cuando os insulten yos persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en el Cielo. (Mt.5,3-12)

 

Cristo no vino a suprimir la Ley o los Profetas (Mt.5,7).

Los diez mandamientos dados por Dios a Moisés están vigentes:

 

  1. Amarás a Dios sobre todas las cosas.
  2. No tomarás el nombre de Dios en vano.
  3. Santificarás las fiestas.
  4. Honrarás a tu padre y a tu madre.
  5. No matarás
  6. No cometerás actos impuros.
  7. No robarás
  8. No dirás falso testimonio ni mentirás
  9. No consentirás pensamientos ni deseos impuros
  10. No codiciarás los bienes ajenos.

 

Los mandamientos se resumen en el amor a Dios y al prójimo.

 

San Agustín decía: ”Ama y haz lo que quieras”.

 

El amor a nuestros hermanos se manifiestas en obras de misericordia:

 

Espirituales:

  1. Enseñar al que no sabe
  2. Dar buen consejo al quien lo necesita.
  3. Corregir al que yerra.
  4. Consolar al triste.
  5. Perdonar las injurias
  6. Soportar los defectos del prójimo.
  7. Rezar por los vivos y difuntos.

 

Corporales:

  1. Dar de comer al hambriento
  2. Dar de beber al sediento.
  3. Vestir al desnudo
  4. Recibir al peregrino
  5. Libertar al cautivo
  6. Visitar a enfermos y presos
  7. Enterrar a los muertos.

 

Sobre la oración

La oración es la elevación del corazón a Dios. Oramos porque estamos llenos de un ansia infinita y porque Dios ha hecho a los hombres para estar con El.”Nuestro corazón está inquieto mientras no descansa en Ti” San Agustin.

Oramos también porque necesitamos orar; así dice la Madre Teresa:”Como no puedo fiarme de mi misma, me fío de Él las 24 horas del día”.

Rezar es tratar con Dios que sabemos es nuestro Padre-Madre y nos quiere. Podemos comunicarnos con Dios de muchas maneras, escuchando y hablando,…..con palabras y gestos,…..Para los cristianos tiene especial importancia la oración que enseñó Jesús:

     

Padre nuestro que estás en el cielo,

santificado sea tu Nombre;

venga a nosotros tu reino;

hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;

perdona nuestras ofensas,

como también nosostros perdonamos

a los que nos ofenden;

y líbranos del mal.

 

El Padrenuestro es “la más perfecta de todas las oraciones” (Sto. Tomás de Aquino) y “el resumen de todo el Evangelio” (Tertuliano).

 

Importante tambien dirigirnos a la Virgen:

 

Dios te salve, María,

Llena eres de gracia,

El Señor es contigo.

Bendita tú eres entre todas las mujeres,

Y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,

Ruega por nosotros, pecadores,

Ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

 

Oración de Charles de Foucauld:

 

Padre,

me pongo en tus manos

haz de mi lo que quieras

sea lo que sea te doy las gracias

estoy dispuesto a todo

lo acepto todo,

con tal que tu voluntad se cumpla en mi.

y en todas tus criaturas.

No deseo nada más, Padre

te confío mi alma,

te la doy, con todo el amor de que soy capaz,

porque te amo y necesita darme,

ponerme en tus manos , sin medida,

con una infinita confianza,

porque Tu eres mi Padre.

 

 

Otra oración a la Virgen:

 

Bendita sea tu pureza

y eternamente lo sea

pues todo un Dios se recrea

en tan graciosa belleza,

a Ti, Celestial princesa,

Virgen sagrada María

Te ofrezco en este día

alma, vida y corazón,

mírame con compasión

no me dejes Madre mía.

 

 

ORGANIZACIÓN Y DATOS

 

La Iglesia católica es la Iglesia cristiana más grande del mundo, con 1,181 millones de bautizados, el 17,40% de la población mundial.

Está encabezada por el Obispo de Roma, el Papa, actualmente Benedicto XVI, nombre adoptado por el Cardenal electo Joseph Ratzinger.

El territorio gobernado por el papa es la Ciudad del Vaticano, que es la sede de las instituciones (llamadas dicasterios) que le ayudan en el gobierno de la Iglesia Universal.

Católica es termino proveniente del griego que significa Universal

La Iglesia católica tiene miembros en todos los países de la tierra, aunque su proporción varía según lugares.

Territorialmente, la Iglesia católica se organiza en diócesis, cada una bajo la autoridad de un obispo; algunas de éstas, de mayor rango, son llamadas arquidiócesis y están bajo la autoridad de un arzobispo. En septiembre de 2011, existen 2818 diócesis, de las cuales 629 son arquidiócesis. En los territorios en donde la organización de la Iglesia aún no es suficiente para erigir una diócesis son dirigidos por un vicario y son llamados vicariatos: actualmente existen 86 vicariatos apostólicos.

El gobierno de la Iglesia Católica reside en los obispos, a quienes ayudan los sacerdotes.

 

Las órdenes religiosas no forman parte en cuanto órdenes de la jerarquía de la Iglesia Católica, pero dependen del Papa o de los Obispos y son establecidas conforme a los tres votos básicos.- pobreza, castidad y obediencia-, por una inspiración dada al fundador, que debe ser reconocida como auténtica por las autoridades eclesiásticas. También existen congregaciones e Institutos de vida consagrada.

 

Algunas fechas:

1958:inicio del pontificado de Juan XXIII

1962-1965:Concilio Vaticano II

1963: inicio pontificado de Pablo VI

1978: muere Pablo VI, inicio de Juan Pablo I y Juan Pablo II

1983: Nuevo Código de Derecho Canónico

1992: se publica el Catecismo de la Iglesia Católica

2005: pontificado de Benedicto XVI

Experiencia personal en la Iglesia Católica

 

Tenia 17 años cuando decidí ir al Seminario.

6 de Enero de 1963 Misa en la en la Parroquia S. Juan y S. Vicente. Valencia.

Quería ayudar a los demás y me pareció que una manera de servir a los otros era siendo sacerdote.

Mayor de 8 hermanos, madre muy religiosa.

Seminario: 1963 a 1970 en Moncada. Nada de lo humano nos era ajeno. Se estudiaba mucho. También hacíamos deporte. La mayoría de mis amigos no llegaron a ordenarse. Tiempo del Concilio Vaticano II. Grandes cambios en la Iglesia.

El papa Juan XXIII.:abrir las ventanas de la Iglesia para que entrara aire fresco. Siempre a favor de lo que une, nunca de lo que separa. Su persona olía a Evangelio.

Diácono un año en Tavernes de Valldigna. 1970.

1971: ordenación sacerdotal por D. José María Gracia de Lahiguera. (en proceso de beatificación)

Campamento con niños y vendimia en Francia.

Primer destino Vicario de la P.Virgen de Sales de Sueca, capellán de las Paulas y profesor de Instituto. Con Vicente Ferrando, renuncia a la vivienda cómoda y vivir juntos en el “Barrio indio”. Felices con jóvenes. Cosas de jóvenes.

1974-1979: Archipiélago de Chiloé

1980-1987: Alcántara de Xuquer, Beneixida, Instituto Villanueva de Castellón.

1987: Londres

1988-1993: Zimbabwe

1993: Cantarería. Parroquia Natividad de Ntra. Sra.

2000: Lectura ininterrumpida de la Biblia.

2004: Iglesia 24 horas.

 

Por medio del P.Estanislao y del P. Basili, benedictinos, nos hemos conocido y estamos participando en este Espacio de Encuentro Religioso. Valoro mucho como vamos creciendo todos en tolerancia, respeto mutuo y amistad.

No sé si Dios quiere que formemos una sola religión, pero sí me parece que Dios quiere que nos respetemos todos, nos ayudemos mutuamente y nos queramos de verdad. Todos somos hermanos-as e hijos-as de un mismo Padre-Madre.

Miguel Ángel Vives Satorre

Comentarios
por Claudine Leclézio de Garcia (i) (83.157.24.---) - lun , 21-jul-2014, 10:37:10

estas"pocas palabras" ( la "perla del Evangelio")me acompanan desde varios anos en mi camino que no me llevo,sin embargo a Valencia en el ano 2011...Estaremos,Jesus y yo, en la region entre el 07 y el 14 de septiembre.

Seria posible encontrarnos con MiguelAngel? Seria estupendo!

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.145.101.33
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa