Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003

Una extraña colección de lecturas

Domingo V T.O., ciclo B: Jb 7,1-4.6-7; 1Co 9,16-19.22-23; Mc 1,29-39

por Abad Felipe, OSB
31 de enero de 2012
¿Qué debo hacer para transmitir el Evangelio? es una de las preguntas que podemos abordar frente al conjunto de lecturas de este domingo.

 

Mis hermanas y hermanos en Cristo:

Tenemos hoy una extraña colección de lecturas. Job, en la primera, está completamente deprimido y abrumado por lo terrible de la vida, al punto que el piensa que ya no volverá a ver la felicidad. El final del libro de Job, por supuesto, lo muestra totalmente recompuesto y de nuevo dichoso. Todos pasamos por períodos en los cuales tenemos dudas sobre la dicha de esta vida, dudas acerca del cuidado que Dios tiene de nosotros, y tal vez incluso muchas dudas acerca de nuestra capacidad para seguir viviendo.

La segunda lectura, de la Primera Carta a los Corintios, trata sobre la predicación del Evangelio. La Palabra, «Evangelio», significa Buena Nueva o Buena Nueva. Es un gran contraste con los sentimientos de Job en la primera lectura: Pablo está dispuesto a entregar toda su vida por la predicación del Evangelio y prefiere no recibir recompensas de nadie. ¿Por qué? Porque sabe que sólo de esta manera él también podrá compartir las promesas del Evangelio.

Tú y yo estamos llamados a predicar el Evangelio en nuestra vida de cada día. No es que tengamos que dejar lo que estamos haciendo, ponernos en camino y dedicarnos a hablar. No, se nos invita a vivir de tal manera que la gente se interese en el Evangelio viendo cómo vivimos.

El Evangelio de Marcos recoge este mismo tema de la predicación del Evangelio. El propio Jesús nos dice que Él ha venido a anunciar el Evangelio. No importa si está cansado, no importa si se le empuja por todos lados, aún así, Él sabe que el Padre le ha enviado a proclamar la Buena Nueva.

Se nos invita hoy a vivir con Cristo. Es Él quien vive en nosotros. Todo lo que necesitamos hacer es permitir que su presencia brille a través nuestro. No tenemos que hacer nada espectacular. Si vivimos con amor y cuidado por los demás, eso se muestra a través de nosotros. Si estamos dispuestos a sufrir por Cristo, eso también se muestra a través de nosotros. No estamos llamados a ser empalagosos o exageradamente dulces o exageradamente "piadosos" en mal sentido. Estamos llamados a conocer el amor de Cristo por nosotros y a responder a ese amor amando a los demás.

 

Tu hermano en el Señor,

Abad Felipe, OSB

 

 


El Abad Felipe, OSB, de la abadía norteamericana de Cristo en el Desierto realiza un hermoso apostolado por email: envía a los suscriptores cada semana una breve homilía que, con sencillas pero muy profundas palabras, nos acercan las lecturas de cada domingo. En ETF traducimos esas homilías para acompañar la página de lecturas bíblicas. Quien lo desee puede suscribirse gratuitamente al servicio en la página del monasterio.

 

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.204.122.57
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Espiritualidad
El evangelio del domingo
Letras
Teología
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa