Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003

Dios está en favor nuestro

Domingo II de Cuaresma, ciclo B: Gn 22,1-2.9-13.15-18; Sal 115; Rm 8,31b-34; Mc 9,2-10

por Abad Felipe, OSB
29 de febrero de 2012
En todas las situaciones, incluso en las terribles, Dios nos esta hablando, y obrando en favor nuestro.

Mis hermanas y hermanos en Cristo:

Si Dios está en favor nuestro, ¿quién podrá contra nosotros? Cuaresma es el tiempo para reconocer que Dios está en favor nuestro, siempre y en todas partes. Dios está en favor nuestro, no importa cuánto parezca sernos contraria una situación. Dios está siempre en favor nuestro.

La primera lectura de hoy, del libro del Génesis, es un verdadero desafío; con frecuencia leemos historias como la de hoy, y no nos detenemos a pensar en la angustia de Abraham o en el terror de Isaac. Estas historias hablan de situaciones humanas terribles, y de la necesidad de encontrar a Dios en esos acontecimientos. Hablan de la incidencia de Dios en nuestras vidas, y de cómo debemos permanecer atentos a la escucha de Él. La historia de Abraham es una historia terrible, y nos ayuda a comprender el amor que Dios nos tiene al enviarnos a su hijo como Salvador.

El evangelio de hoy, con la sugerencia de Pedro, es casi cómico. Obviamente algo ocurrió en la montaña que desorientó a Pedro, Santiago y Juan. Ellos tuvieron un pequeño vistazo de la vida de Jesús y de su angustia. también vieron un poco de Su divinidad brillando a través de él. ¡Es una experiencia increíble!

Estas meditaciones nos repiten el mensaje: Dios nos ama enteramente, Dios siempre nos perdona. Dios está dispuesto a dar a Su Hijo en favor nuestro. ¡Jesús está dispuesto a morir por nosotros! Esa es la buena noticia de la Cuaresma. Que es buena noticia sólo si podemos escucharla. Nuestros oídos están a menudo cerrados. Las penitencias cuaresmales son una ayuda para que abramos los oídos. Las penitencias cuaresmales no tiene nada que ver con castigarnos a nosotros mismos, ni con decirnos a nosotros mismos que no servimos. Son para que crezcamos en el deseo de tener oídos para Dios, ojos para ver a Dios, y corazones para amar a Dios. 

Entonces, cuando comenzamos la segunda semana de Cuaresma, debemos caminar con alegría, incluso mientras continuamos con las penitencias. Permitámonos reconocer que queremos que nuestra vida cambie en todo lo que vivimos y esperamos, y ese puede ser el regalo de Dios, que nos ama.

Comentarios
por Rosy (189.164.199.---) - dom , 04-mar-2012, 18:39:30

Que bonito tu comentario Abad Felipe OSB de este II Domingo de Cuaresma y que bien definidas y numeradas bienen las lecturas de hoy si ponemos atención a lo que Dios nos habla entonces no tenemos porque temer porque llenarnos de miedo por lo que hablen o digan o hagan sus enviados y servidores como tu dices Abad Felipe OSB "Si Dios está en nuestro favor ¿quien podra contra todos?

Nadien porque obra suya somos sus criaturas hechas de sus amorosas manos y el cuida y pastorea su rebaño que el ama y que nadie podrá describir ese gran amor unicamente aquel que le ama aquel que le siente en el amor a él mismo en el amor a su prójimo . Tu no vas hacerle daño ni de palabra mucho menos de obra a aquel a quien amas a aquél a quien te ama a aquel que dio la vida por ti , como dicen las sagradas Escrituras "Todo cuanto queráis que os hagan los hombres, hacédselo también vosotros a ellos. En esto consisten la Ley y los Profetas . No hagas a nadien lo que no quieras que te hagan a ti responde y habla de la forma que te gustaría que te hablaran y respondieran a ti.

Muy Bien y Bueno que Dios nos ama enteramente, Dios siempre nos perdona que en esta"Cuaresma" sepamos encontrar su divina presencia en uno mismo en los pobres y necesitados gracias Abad Delipe OSB

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.198.210.67
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Espiritualidad
El evangelio del domingo
Letras
Teología
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa