Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003

El Cajero Próximo

por P Arturo Guerra, LC
Director del campus varonil del Instituto Cumbres y Alpes Saltillo. Es Licenciado en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.
26 de mayo de 2012
"¿Quién es mi prójimo?", le preguntaron a Jesús

Aquella mañana me fui caminando. Me tocó mi turno y saludé al cajero:


Buenos días, ¿todo bien?
Sí, muy bien, ¿qué le trae por aquí?
Pues, mire, este documento, a ver si lo registramos.
Claro que sí.

Y aquel buen cajero continuó la conversación como quien no necesita estar atento a las máquinas registradoras después de tantos años de ejercicio:


Oiga, ahora que usted entró, ¿se fijó si estaba ahí afuera un señor que toca el acordeón?
Pues no me fijé mucho, pero como siempre le veo, creo que si no lo vi es porque no está hoy.
Sí, fíjese, hace días que no aparece. Es un hombre que perdió su trabajo hace años. Mire que toca bien el acordeón. Ahora trata de sobrevivir tocando en la calle. Ya le he recomendado para un trabajo.

Mientras tanto las computadoras siguieron haciendo su trabajo hasta que lanzaron su aviso de “operación finalizada”. Entonces el cajero me dio el comprobante, le di las gracias y nos despedimos.

Salí y volví a casa caminando y pensativo. Me daba la impresión de que aquel buen cajero había comprendido muy bien quién era su prójimo. Y lo conocía. Y lo ayudaba.

A veces quisiéramos ayudar a resolver los problemas de países lejanos. Y está muy bien. Pero mientras tanto no cerremos nuestros ojos a las personas verdaderamente próximas que sí podemos ayudar aquí y ahora. Esa persona que vemos todos los días –en la oficina, o en casa, o de camino a la escuela, o cuando vamos de compras, o cuando salimos a hacer deporte– es nuestro prójimo más próximo. Ayudémosle. A veces basta un saludo. O una sonrisa. O una palabra. O una motivación. O una ayuda concreta. O unos minutos de nuestro tiempo. ¡Cuánto cambiaría el mundo con unos cuántos gramos de esta actitud del cajero en cada corazón humano! ¡Gracias, señor cajero! 

Comentarios
por JuanKurz (i) (80.58.205.---) - lun , 28-may-2012, 15:56:07

fbcdn-sphotos-a.akamaihd.net/hphotos-ak-ash4/p480x480/407458_156081597832955_202497157_n.jpg (copiar URL y pegar en navegador)

Nunca desvalorices a nadie
Guarda cada persona en tu corazón
Porque un día tú te puedes acordar
Y percibir que perdiste un diamante
Cuando tú estabas muy ocupado coleccionando piedras.

por Carlos JBS (189.161.183.---) - jue , 31-may-2012, 01:36:52

bonita historia

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.225.47.94
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Espiritualidad
Letras
Crónicas y opinión
Teología
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa