Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003

Donde viven los monstruos

por Blog «Todo era bueno»
1 de agosto de 2012
A propósito de un artículo de la escritora Rosa Regás

A Rosa Regás no le gusta le reforma de la ley del aborto que está preparando Gallardón.

Dice que es siniestra, porque impedirá eliminar a los niños con necesidades especiales.

Bueno: ella los llama monstruos, que es una palabra mejor para aplicarla a un niño si lo que pretendes es cargártelo.

 

¿Quién no quiere eliminar a los monstruos?

 

El problema es que el concepto de monstruosidad es muy relativo, y por eso es mejor cortar por lo sano y NO PERMITIR nunca la eliminación de ningún niño diferente simplemente porque alguien, su madre o un médico, consideren esa diferencia una monstruosidad.

Porque para monstruosidades, colores.

 

Veamos:

 

¿Es un monstruo el nene de la foto?

Guapo, ¿verdad?

Delante de esos mofletes y esos ojazos azules nadie diría en qué iba a convertirse de mayor Adolfito Hitler.

 

¿Y esta familia?

 (La familia Goebbels)

¿Es tan distinta de esta?

 (La familia de Regás)

¿En cuál de las dos podrían darse más monstruosidades?

 

 

A la niña de la foto (se llama Anita, tiene casi cuatro años, y espera que la adopte una familia de corazón grande) algunos la considerarán un monstruo y preferirán no mirarla a los ojos.

Pero el problema no es de Anita, sino de quién la mira, que no ha desarrollado la mirada necesaria para poder VER al otro.

 

A la señora Regás, madre de cinco hijos, abuela feliz, me imagino, que de muchos niños, le ha salido una mosntruosidad del bolígrafo.

Llevamos decenios intentando eliminar del vocabulario eso de "niños subnormales" y, cuando hemos casi conquistado la idea de que se trata de "niños con necesidades especiales" Rosa se descuelga con lo de "monstruos".

 

Es todo tan nazi.

 

Porque quien se crea con legitimidad para poner la etiqueta de monstruo a un niño para poder después eliminarlo, ¿dónde se detendrá?

Es cierto que esos niños con dificultades sufrirán. ¿Quién no?

También sufren los ciegos.

Y los divorciados.

Y los parados.

¿Qué hacemos?

¿Nos cargamos a los pobres y a los del Alcoyano Balompié?

 

Hitler ha muerto, sí. Pero el nazismo ha vencido. 

 

Regás, guapa, abre los ojos y entérate: 

No hay niños monstruosos: hay adultos sin amor. 

Comentarios
por Reinaldo Viana (i) (168.243.51.---) - sáb , 04-ago-2012, 15:28:03

No Hay que ignorar el primer mandamiento de la ley de Dios : NO MATARAS.
Y TAMBIÉN AMAR A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS ; AMAR AL PRÓJIMO COMO A SI MISMO.
NADIE TIENE EL DERECHO DE QUITARLE LA VIDA A OTRO SER HUMANO.

por DOMINIKE (i) (77.225.9.---) - sáb , 04-ago-2012, 15:34:45

Muy buen artículo, Blog. Felicidades

por Maite (81.33.79.---) - mié , 08-ago-2012, 13:42:00

Estupendo

Las cosas hay que decirlas bien claras

¿Quién dijo que Hitler no había tenido hijos?. Es mentira, lo son todos los que se quieren cargar abuelos dependientes, los de la muerte digna; los que dicen hay que abortar al feto que pueda nacer con cualquier anomalía, y, entre ellos, aunque sea duro, hay también algún clérigo, y, aunque nos extrañe, defendiendo la vida, desde su origen, sana, o enferma, hay también algún ateo, muchos ateos. Para los que no dudo Dios, tiene ya su puesto en el Cielo

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.92.128.223
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Espiritualidad
Letras
Crónicas y opinión
Teología
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa