Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003

A Jesús de la mano de José

por Félix Garrido Gil
13 de marzo de 2018
Meditación eucarística en la proximidad de la Solemnidad de San José

Señor: las luces y el fuego de la fiesta fallera[1] me han llevado a meditar la presencia de José en tu vida. Un hombre santo y no por el cometido sagrado que le había asignado la Trinidad, sino porque a pesar de las dificultades, estuvo dispuesto a cumplir con la Palabra de Dios. "Hizo lo que le había mandado el Ángel del Señor," siguiendo la respuesta de Isaías :"Aquí tienes a tu siervo. Dispón de mí. Haz de mí lo que quieras".

Una vida que a pesar de la dignidad de la misión que el Padre le había asignado, de ser ante el mundo el padre del Nazareno y el custodio de la Virgen, pensó más en la obra de Dios que en la categoría de su persona. Esa dignidad la escondió en el silencio de su vida y bajo el titulo del "carpintero" resumió su paso por la historia. Quiso ocultarse para que fuera su Hijo el verdadero protagonista de la misión que el Padre le había encomendado.

No fue fácil su vida, continuamente probada para reafirmar su fe, ni tampoco fue exento del peso de la cruz. Acepta la virginidad de María porque se fía de la palabra del Ángel; sufre cuando solo pudo ofrecer a su esposa un pesebre como cuna, y debe dejar su casa y huir a tierra extranjera porque había que cumplir la voluntad del Padre. Se fió de la revelación que en sueños le hacia el Señor y cumplió lo escrito en el Cantar de los Cantares: "Yo dormía, pero mi corazón estaba vigilante".

San Bernardo afirma: "Aquel a quien muchos profetas desearon ver y no vieron, desearon oír y no oyeron, le fue dado a José, no sólo verlo y oírlo, sino llevarlo en brazos, guiarle los pasos y apretarlo contra su pecho". Un hijo, que siendo el Mesías "le estaba sujeto y le obedecía y tanto él como su madre estaban maravillados de los que decían de Él".

ALABADO SEA EL SANTÍSIMO SACRAMENTO DEL ALTAR. 

Señor: que como san José te busque en el silencio y la humildad. Que te vea y te contemple en la Eucaristía con la fe y el amor que él te profesó, y que como él, perciba tu voluntad en todos los aconteceres de mi vida. 

SEA POR SIEMPRE BENDITO Y ALABADO.


[1] El autor hace alusión a las "Fallas en honor de San José", que se celebran en Valencia, España, en estas fechas; fiesta de luces, color, fuego y mucha pólvora.

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.224.91.246
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
© El Testigo Fiel - 2003-2018 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa