Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003

María de Mayo

Oración con María ante el Sagrario

por Félix Garrido Gil
1 de mayo de 2018
Meditación ante el Sagrario en la que la Virgen es a la vez el tema, y el vehículo para llegar a Dios.

Señor: en este mes de mayo hablarte de María junto al sagrario, es una oración que nos une a los tres, pues a través de su maternidad, nos encontramos contigo y a través de tus palabras, tenemos a María como madre: "Hijo, he ahí a tu madre, Madre ahí tienes a tu hijo".

Fueron palabras nacidas del amor de un hijo a punto de morir, en las que se contempla tu deseo de entregarnos a la mujer más perfecta y santa de la Creación, para que su maternidad iniciada en Ti, no se quedase en la cruz, sino que se perpetuase en cada uno de los mortales.

Todos los momentos de mi existencia, Señor, debo dedicarlos a darte gracias, pues todos ellos son detalles de amor hacia mí. Creasteis a María llena de gracia, adornándola con las virtudes y la dignidad necesaria para que el Hijo de Dios se formase en su seno. 

A esa mujer, a esa llena de gracia, a la Reina de Cielos y Tierra, cuando la reclamo como madre, fija sus ojos en mí, atiende mis necesidades, es mi refugio en las debilidades y mi defensa ante las desatenciones y desamores con mi Dios. 

Si alguna vez, Señor, me separo de ti, ruego me llames a través de la Virgen, que como criatura humana, conoce mis flaquezas y como madre encontrará las disculpas oportunas a mi conducta, y te mostrará mis deseos de serte siempre fiel.

Señor, en este triangulo, tan solo por mi lado se descompensa la intensidad del amor, que naciendo en Ti, llega a mí a través de María. El título que poseo, de ser hijo de Dios y de la Virgen María, lo habéis depositado en manos de un ser débil y temeroso, que necesita de tu gracia para conseguir que de mi alma también nazcan sentimientos de amor que os agraden.

En el mes de Mayo y en todos los mayos de mi vida, quiero, Señor, que María sea el camino que me acerque a Ti. Tú madre, conoces cuantas son las dificultades que rodean mi vida y las veces que en mis bodas con el Señor, me he quedado sin vino. 

Gracias Señor por el privilegio de tener como mediadora, a la Omnipotencia Suplicante, de poder interceder a la Madre del Salvador, a la Virgen Prudentísima, a la Puerta del Cielo, cuando el peligro, la soledad o la enfermedad, me acecha. 

Quisiera, Madre, corresponder a tu amor, imitándote en la sencillez de tu vida, en la confianza en Jesús, y en la predisposición a cumplir la voluntad del Padre. 

Que sea el nombre de María la última palabra que broten de mis labios al despedirme del mundo, y que sea mi nombre el que oiga de los tuyos cuando me despierte en el más allá. Reclámame entonces como hijo tuyo y dame ahora la gracia necesaria para merecer a tal madre.

 

Comentarios
por lionelsotillo (201.242.209.---) - mié , 02-may-2018, 09:00:01

¡Que hermosa oración! La hago mía también a través de ti... Gracias. Amén

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.224.91.246
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
© El Testigo Fiel - 2003-2018 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa