Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003

¿Puede variarse partes de la Liturgia en el rezo personal?

4 de octubre de 2009

Sí, algunos elementos pueden ser variados, por ejemplo los himnos, que pueden ser reemplazados por una composición poética de similar valor y calidad.

Los responsorios pueden reemplazarse por silencio, y las lecturas de los Padres de la Iglesia en el Oficio pueden alterarse de días, si -por ejemplo- se ha perdido una secuencia de lecturas por alguna solemnidad o fiesta que se hubiera sobrepuesto.

También las preces pueden variarse, e incluso la lectura breve de las horas mayores (Laudes y Vísperas) puede ser reemplazada por la lectura bíblica larga del Oficio de Lecturas, si no se va a rezar éste, y no se tiene obligación canónica de hacerlo.

Si los salmos de un día forman una secuencia (muy habitual en el Oficio de Lecturas y en la Hora Intermedia), pueden omitirse las antífonas diversas y usar sólo la primera para los tres salmos (o para los dos en Vísperas).

No es aconsejable realizar cambios en la distribución de los salmos, ya que como están es fruto de una muy cuidadosa selección y equilibrio.

Por otra parte, el gusto por cambiar las partes suele provenir del deseo de adecuar la oración litúrgica al propio estado espiritual, cuando precisamente una de las cosas importantes del rezo litúrgico es que nos ayuda a meternos en el sentimiento de la comunidad creyente, en lugar de en el nuestro personal.

Claves de este artículo: Cómo rezar las Horas, Salterio
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.80.89.148
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Archivo
Preguntas sobre la Biblia
Preguntas sobre liturgia
Estructura de la oración
Preguntas sobre los santos
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa