Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
San Anastasio del Monte Sinaí, abad
fecha: 21 de abril
†: c. 700 - país: Egipto
canonización: pre-congregación
hagiografía: Abel Della Costa
Elogio: En el monte Sinaí, san Anastasio, hegúmeno, que defendió incansablemente la fe ortodoxa ante los monofisitas y escribió muchos sermones útiles para la salvación de las almas.

San Anastasio Sinaíta es, a decir de Loarte, uno de los últimos escritores eclesiásticos a los que podemos llamar «Padre de la Iglesia»; murió hacia el año 700. Fue abad del monasterio de Monte Sinaí, a donde había ingresado cuando era abad san Juan Clímaco. Fue llamado «el nuevo Moisés», y se distinguió por su sólida defensa de la fe ortodoxa frente a las herejías monofisita (que afirmaba haber en Cristo una sola naturaleza) y monotelita (que afirmaba que Cristo carecía de voluntad humana), especialmente de esta última, variante de la anterior, que estaba muy desarrollada en la época. El monotelismo fue finalmente condenado en el Concilio de Constantinopla III del 681.

Compuso algunas obras que se conservan: un tratado sobre las herejías, un comentario al relato de la Creación, algunas homilías, y en particular una sobre la participación en la Eucarístía, sonde exhorta a la comunión diaria, costumbre muy extraña para la época:

Entrar en la iglesia y honrar las imágenes sagradas y las veneradas cruces, no basta por sí solo para agradar a Dios, como tampoco lavarse las manos es suficiente para estar completamente limpio. Lo que verdaderamente es grato a Dios es que el hombre huya del pecado y limpie sus manchas por la confesión y la penitencia. Que rompa las cadenas de sus culpas con la humildad del corazón, y así se acerque a los inmaculados misterios.

El antiguo Martirologio Romano confundía en una misma persona al patriarca Anastasio I de Antioquía -que vivió un siglo antes- y al abad Anastasio que celebramos hoy; en el Nuevo Martirologio Romano se ha solucionado ese error, y celebramos hoy, en la fecha tradicional de los sinaxarios orientales, al que correspondía, el abad; sin embargo lamentablemente no se ha inscripto al patriarca, que por sus trabajos y sufrimientos por la fe merece también veneración en el santoral.

Ver el resumen de patrología de Loarte, el tomo II de Quasten también lo menciona; Acta sanctorum, abril, II trata de los dos Anastasios; el artículo de Catholic Encyclopedia (1907) sigue siendo un buen resumen sobre el abad; el Migne PG, vol LXXXIX contiene obras breves del autor. En el Oficio de Lecturas del día de Transfiguración se lee un fragmento de homilía de Anastasio Sinaíta, aunque aparece incorrectamente nombrado como obispo. El cuadro es «san Anastasio en su monasterio», de Rembrandt, 1631

Abel Della Costa
accedida 966 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: http://eltestigofiel.comindex.php?idu=sn_1322
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.167.44.32
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa