Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
San Trifilio de Nicosia, obispo
fecha: 13 de junio
†: 370 - país: Chipre
otras formas del nombre: Triphyllio, Trifilo, de Chipre, de Leucosia (antiguo nombre de Nicosia)
canonización: pre-congregación
hagiografía: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
Elogio: En Nicosia, en la isla de Chipre, san Trifilio, obispo, que defendió con firmeza la fe de Nicea y, como afirma san Jerónimo, fue el orador más elocuente de su tiempo y gran comentarista del Cantar de los Cantares.
refieren a este santo: San Espiridión de Tremitus

Durante el siglo cuarto, la iglesia de Chipre tuvo entre sus jerarcas a dos hombres muy notables: san Espiridón y san Trifilo. El primero había sido un pastor de ovejas, en tanto que Trifilo, destinado por su familia a la profesión legal, había recibido una excelente educación en Beirut, en Siria. Era todavía muy joven cuando cambió de idea y se unió a san Espiridón, un hombre mucho mayor que él, como su discípulo y constante compañero. Juntos asistieron al Concilio de Sárdica, en 347, donde combatieron con ardor la herejía arriana. Se ignora en qué fecha se convirtió Trifilo en obispo de Nicosia, que en aquel momento se llamaba Leucosia.

Aparte de haber sido un hombre muy instruido, fue un elocuente predicador y, al parecer, también escribió mucho. San Jerónimo, al referirse a sus facultades de orador y escritor, le describe como «el más elocuente de su época y el más celebrado durante el reinado de Constancio». El mismo autor se refirió en otra parte a «Trifilo el de Creta, que de tal manera llenó sus escritos con las doctrinas y máximas de los filósofos, que no se sabe si admirar más su erudición secular o sus conocimentos de las Escrituras». A veces, el buen obispo se adentraba por los terrenos de la poesía y así registró los milagros de su maestro, san Espiridón, en versos yámbicos. Se cree que su muerte ocurrió en el año 370. La iglesia de la Hodigitria de Nicosia, venera todavía sus reliquias.

Véase el Acta Sanctorum, junio, vol. III, donde se imprimió un texto bastante extenso tomado de un antiguo MS. del Synaxario de Constantinopla. No han llegado hasta nosotros los escritos del santo.

fuente: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
accedida 1361 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: http://eltestigofiel.com/index.php?idu=sn_2002
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.156.85.167
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2018 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa