Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
La Biblia
Buscar en la Biblia
¿buscas una cita?
(por ej.: Gn 3,14-22)
¿una palabra o expresión?
(por ej.: misericordia)
¿en qué libro buscas?
(si está en la cita, no necesitas elegirlo)
¿en cuál traducción?
¿comparas con otra?
no mostrar nº de vers.
mostrar referencias marginales
referencias vinculadas
Levítico 19 Biblia de Jerusalén (2ª)
19,
1:
Habló Yahveh a Moisés, diciendo:
19,
2:
Habla a toda la comunidad de los israelitas y diles: Sed santos, porque yo, Yahveh, vuestro Dios, soy santo.
19,
3:
Respete cada uno de vosotros a su madre y a su padre. Guardad mis sábados. Yo, Yahveh, vuestro Dios.
19,
4:
No os volváis hacia los ídolos, ni os hagáis dioses de fundición. Yo, Yahveh, vuestro Dios.
19,
5:
Cuando sacrifiquéis a Yahveh un sacrificio de comunión, sacrificadlo de modo que le seáis gratos.
19,
6:
La víctima se ha de comer el mismo día en que la inmoléis, o al día siguiente; y lo que sobre hasta el día tercero, será quemado.
19,
7:
Si se come algo al tercer día, será un manjar corrompido; el sacrificio no será grato.
19,
8:
El que lo coma, cargará con su iniquidad, porque ha profanado la Santidad de Yahveh. Esa persona será exterminada de entre su parentela.
19,
9:
Cuando cosechéis la mies de vuestra tierra, no siegues hasta el borde de tu campo, ni espigues los restos de tu mies.
19,
10:
Tampoco harás rebusco de tu viña, ni recogerás de tu huerto los frutos caídos; los dejarás para el pobre y el forastero. Yo, Yahveh, vuestro Dios.
19,
11:
No hurtaréis; no mentiréis ni os defraudaréis unos a otros.
19,
12:
No juraréis en falso por mi nombre: profanarías el nombre de tu Dios. Yo, Yahveh.
19,
13:
No oprimirás a tu prójimo, ni lo despojarás. No retendrás el salario del jornalero hasta el día siguiente.
19,
14:
No maldecirás a un mudo, ni pondrás tropiezo ante un ciego, sino que temerás a tu Dios. Yo, Yahveh.
19,
15:
Siendo juez no hagas injusticia, ni por favor del pobre, ni por respeto al grande: con justicia juzgarás a tu prójimo.
19,
16:
No andes difamando entre los tuyos; no demandes contra la vida de tu prójimo. Yo, Yahveh.
19,
17:
No odies en tu corazón a tu hermano, pero corrige a tu prójimo, para que no te cargues con pecado por su causa.
19,
18:
No te vengarás ni guardarás rencor contra los hijos de tu pueblo. Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo, Yahveh.
19,
19:
Guardad mis preceptos. No aparearás ganado tuyo de diversa especie. No siembres tu campo con dos clases distintas de grano. No uses ropa de dos clases de tejido.
19,
20:
Si un hombre se acuesta maritalmente con una mujer que es una sierva perteneciente a otro, sin que haya sido rescatada ni liberada, será él castigado, pero no con pena de muerte, pues ella no era libre.
19,
21:
Él ofrecerá un carnero, su sacrificio de reparación para Yahveh, a la entrada de la Tienda del Encuentro; será un carnero de reparación.
19,
22:
Con el carnero de reparación, el sacerdote hará expiación por él ante Yahveh por el pecado que cometió, y se le perdonará su pecado.
19,
23:
Cuando entréis en la tierra y plantéis toda clase de árboles frutales, consideraréis impuro su fruto, como incircunciso; por tres años os serán como incircuncisos y no se podrán comer.
19,
24:
Al cuarto año todos su frutos serán consagrados en fiesta de alabanza en honor de Yahveh.
19,
25:
Y en el quinto año podréis comer de su fruto y almacenar en vuestro provecho su producto. Yo, Yahveh, vuestro Dios.
19,
26:
No comáis nada con sangre. No practiquéis encantamiento ni astrología.
19,
27:
No rapéis en redondo vuestra cabellera, ni cortes los bordes de tu barba.
19,
28:
No haréis incisiones en vuestra carne por los muertos; ni os haréis tatuaje. Yo, Yahveh.
19,
29:
No profanarás a tu hija, prostituyéndola; no sea que la tierra se prostituya y se llene de incestos.
19,
30:
Guardad mis sábados y respetad mi santuario. Yo, Yahveh.
19,
31:
No os dirijáis a los nigromantes, ni consultéis a los adivinos haciéndoos impuros por su causa. Yo, Yahveh, vuestro Dios.
19,
32:
Ponte en pie ante las canas y honra el rostro del anciano; teme a tu Dios. Yo, Yahveh.
19,
33:
Cuando un forastero resida junto a ti, en vuestra tierra, no le molestéis.
19,
34:
Al forastero que reside junto a vosotros, le miraréis como a uno de vuestro pueblo y lo amarás como a ti mismo; pues forasteros fuisteis vosotros en la tierra de Egipto. Yo, Yahveh, vuestro Dios.
19,
35:
No cometáis injusticia en los juicios, ni en las medidas de longitud, de peso o de capacidad:
19,
36:
tened balanza justa, peso justo, medida justa y sextario justo. Yo soy Yahveh vuestro Dios, que os saqué del país de Egipto.
19,
37:
Guardad todos mis preceptos y todas mis normas, y ponedlos en práctica. Yo, Yahveh.
Notas (de Biblia de Jerusalén (2ª)):

=>19 Este cap. reúne, sin orden aparente, prescripciones concernientes a la vida cotidiana, sin más unión que la referencia repetida a Yahvé y a su santidad. Sus lazos con el Decálogo son aparentes.

=>19:4 Lit. «nadas», ver Lv 26,1; Is 2,8, etc.

=>19:11 Los vv. Lv 19,11-18 regulan el comportamiento social, dominado por el mandamiento del amor al prójimo, Lv 19,18. Estas disposiciones se encuentran en todas las legislaciones del Pentateuco.

=>19:14 No puede devolver maldición por maldición. La palabra hebr. significa también «sordo».

=>19:15 Como la justicia de Dios, Sal 7,10+ , de la que se deriva, la justicia del hombre desborda ampliamente las exigencias de nuestra justicia cívica o social. Implica una entera conformidad al querer de Dios, Gn 6,9; Gn 7,1; 2S 4,11; Jb 12,4; Is 1,26; Is 3,10; Is 56,1; Dn 4,24 ; Os 14,10 . Después del Destierro se definirá como la fidelidad a la Ley, Sal 1,6; Sal 119,7; Pr 11,5; Pr 15,9; Sb 1,1, etc. Sus exigencias de perfección en la vida cotidiana, en las relaciones con Dios y los hombres, serán cada vez más precisas e interiores, y Jesús las profundizará todavía más, Mt 3,15; Mt 5,17+, Mt 5,20; ver Rm 1,17+.

=>19:16 Por una acusación capital injustificada.

=>19:19 Esta prohibición se dirige contra la magia, que gusta de estas extrañas mezclas.

=>19:23 La circuncisión señalaba en sus orígenes la entrada en la madurez, Gn 17,10+, y el hombre incircunciso era impuro. Por analogía, los frutos de un árbol demasiado joven son «incircuncisos», impuros, antes de su consagración a Dios.

=>19:27 Los vv. Lv 19,27-28 prohíben los ritos de duelo que se consideran contaminados de paganismo, ver también Lv 21,5; Dt 14,1. Sin embargo, su práctica está ampliamente atestiguada, Is 3,24; Jr 16,6; Jr 41,5; Jr 47,5; Jr 48,37; Am 8,10; Jb 1,20, y la mención de estos mismos ritos en Ez 7,18 muestra que, pese a esta condena, continuaron siendo practicados, acaso porque se les atribuía un significado religioso de carácter penitencial, ver Is 22,12.

© El Testigo Fiel - 2003-2020 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.31