Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
Actualidad: Noticias:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.

Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.

Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda admite el uso de comillas normales para buscar palabras y expresiones literales.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).

Es la eclesiología, no la liturgia

03 de mar de 2024
Del blog «Pro-vocando», de don José Francisco Gómez Hinojosa, Vicario General de la Arquidiócesis de Monterrey (México).

Hace ya casi 60 años que concluyeron las sesiones del Concilio Ecuménico Vaticano II (CEVII), mismos que he venido afirmando una tesis: contrariamente a lo que se piensa, sus principales aportes fueron en el terreno de la eclesiología, no de la liturgia.

Comprendo que, para muchas personas, en especial para quienes asistían desde antes de ese magno evento a las eucaristías parroquiales, los cambios que se dieron en los ritos eucarísticos -la utilización de las lenguas vernáculas, con cantos y ritmos autóctonos, la remodelación de los templos con arquitecturas más folklóricas, la presidencia de la celebración ya no de espaldas al pueblo sino frente a él, etc.- hacían suponer que esas modificaciones cultuales representaban la gran mutación de la Iglesia Católica, deseosa de adaptarse a los tiempos actuales.

Sin embargo, me parecía que el gran regalo del CEVII se había dado en el terreno de la eclesiología, no de la liturgia. Y es que las dos grandes constituciones que tocaron el tema eclesial, la dogmática Lumen Gentium y la pastoral Gaudium et Spes, presentaban una imagen de la Iglesia diferente: si antes ésta se concebía como una pirámide, en la que el Papa, los obispos, los sacerdotes y los religiosos estaban en la cúspide de la misma -y por lo tanto más cerca de Dios-, con los laicos en la base, ahora la composición era diferente, semejante a un círculo, en donde todos se situaban al mismo nivel, sin diferencias de dignidad y todos podían también estar junto a Dios.

La nueva figura eclesial afectaba no sólo la idea de santidad, sino también la de responsabilidad, pues con la anterior, el Papa, los obispos, los sacerdotes y religiosos eran más responsables, y los laicos menos. Ahora no: todos comprometidos de acuerdo a sus diferentes ministerios, así como todos eran dignos y podían ser santos.

Por ello, celebro lo afirmado por Darío Vitalli en entrevista para este medio. El coordinador de los expertos teólogos en el Sínodo de la Sinodalidad, y profesor de la Facultad de Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana, acaba de sostener que “el clericalismo responde a un modelo de Iglesia piramidal, fundamentado en dos bandos: los clérigos y los laicos, relegando a estos últimos a una ‘posición sujeta y pasiva'”.

Vitalli, entonces, añade una razón para el clericalismo: una eclesiología pre-vaticana, favorecedora del autoritarismo y la impunidad en los clérigos, que el espíritu sinodal quiere combatir.

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 44.210.99.209
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2024 - www.eltestigofiel.org - puede reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.34