Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.

Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.

Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda admite el uso de comillas normales para buscar palabras y expresiones literales.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).

Confidencias de resurrección

por Félix Garrido Gil
12 de abril de 2021
Meditación ante el Santísimo en la resurrección del Señor

Señor: gracias por tu resurrección, con ella me dices que quien nació en un pesebre y murió en una cruz, es Dios y Hombre verdadero. Me precisas que quien ha resucitado es persona con nombre y apellidos y en palabras del Centurión "verdaderamente este era el Hijo de Dios". Con tu resurrección me respondes también a mis quejas de por qué me habías abandonado.

San Juan Pablo II lo expresaba diciendo: "no será una fórmula lo que nos salve, pero sí una Persona y la certeza que ella nos infunde: '¡Yo estoy con vosotros!'". Señor: contemplando tu resurrección desde la visión de un discípulo del siglo XXI, puedo decirte que ahora no tengo razón para llorar como Maria Magdalena, ni salir corriendo porque me hayan dicho que has resucitado. No tengo que esperar para entrar en tu reino, ni pensar que la muerte sea el final del camino. Sé "dónde te han puesto", sé dónde encontrarte y no confundirte con el jardinero. 

Saber que no eres ningún fantasma porque tienes "carne y hueso", y lo manifiestas preguntándome si "tengo algo que comer" algo que darte para compartirlo. Que sentados en la mesa de la Eucaristía me invitas a que "coma de ese pan porque es tu cuerpo" y que habiéndote recibido me pregunte qué parte de mi ser es Dios y dónde estoy yo. Si existe distancia que separe mi pequeñez de tu omnipotencia. 

Tu resurrección Señor, debe cambiar mi vida de la misma forma que cambió la de tus discípulos. Ni ellos ni yo somos los mismos, y aunque sigamos dudando, ya no te vemos como el libertador de Israel, ni al que esperábamos que reinases con el poder de las armas. Ahora entendemos las palabras que antes nos escandalizaban. Ya no pensamos que nos equivocamos al seguir a un Maestro que murió crucificado, hoy nos alegramos por haber dejado las redes y seguir al Mesías, al Hijo de Dios.

Me alegro, Señor, por tu resurrección y me felicito cuando al hacerte el encontradizo conmigo te respondí entregándote mi vida y mi voluntad. A pesar de todo, reconozco que cuando la vida me castiga y los aconteceres se vuelven noches oscuras, te pida que me muestres tus llagas. Que tenga momentos en que no te vea o te vea como si fueras el jardinero. En esas noches debes repetirme que no eres un fantasma, que estás vivo y que me invitas a meter mi mano en tu costado. Recuérdame que por mi amor has decidido hacerte pan para que no desfallezca.

Alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar. 

Señor, me uno al pensar de los santos cuando dicen que tu amor es "desproporcionado" que no guardas medidas a la hora de darte y qué poco me pides a cambio. Con san Juan de la Cruz te pregunto: "Y si a las obras mías no esperas, ¿qué esperas, clementísimo Señor mío?" Señor: permanece cerca cuando me veas caminar por el Emaús de mi vida. No pases de largo y quédate conmigo porque mis días ya van declinando y Tú eres la resurrección y la vida. 

Sea por siempre bendito y alabado.

 

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 35.172.203.87
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2021 - www.eltestigofiel.org - puede reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.34