Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.

Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.

Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda admite el uso de comillas normales para buscar palabras y expresiones literales.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).

Un poco más

por Lic. Abel Della Costa
Nació en Buenos Aires en 1963. Realizó la licenciatura en teología en Buenos Aires, y completó la especialización en Biblia en Valencia.
Desde 1988 hasta 2003 fue profesor de Antropología Teológica y Antropología Filosófica en en la Universidad Católica Argentina, Facultad de Ciencias Sociales.
En esos mismos años dictó cursos de Biblia en seminarios de teología para laicos, especialmente en el de Nuestra Señora de Guadalupe, de Buenos Aires.
En 2003 fundó el portal El Testigo Fiel.
24 de octubre de 2022
Acerca de la presencia real de Cristo en la Eucaristía.

Un amigo y colaborador de este sitio, adorador nocturno, me pidió opinión sobre un escrito que planteaba una pregunta interesante "¿cuánto dura la presencia real de Cristo en la Eucaristía?" La respuesta del artículo es que esa presencia dura lo que duren las especies. En el sagrario, lo que tarde el pan en descomponerse y dejar de ser pan (pueden ser muchos o pocos días, dependiendo de la materia prima y del clima, principalmente); en nuestro cuerpo, una vez recibido, unos 15 minutos como mucho, lo que tarden los jugos gástricos en descomponer la sagrada forma.

El criterio es bastante obvio, y desde luego muy correcto, se trata de sacar las lógicas consecuencias de que Cristo decidió atar su presencia a la realidad física de unos elementos cotidianos.

Ahora bien, la pregunta esconde cierta dificultad de perspectiva: puesto que Cristo está por completo presente en cada una de las formas, es decir, no su cuerpo en el pan y su sangre en el vino, sino todo él, cuerpo y sangre, alma y divinidad, completos en cada una de las partículas en que podríamos dividir el pan y el vino, ¿podemos ceñir a una mirada fisicista el misterio de la presencia real?

A esto se suma algo que el mismo escrito plantea a continuación: ¿qué pasa cuando ya no está esa presencia real? "El que ya no esté en su presencia real y verdadera, no quiere decir que Cristo nos abandone. Sigue presente en nuestra alma, habita en nosotros, en unión con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo de manera real."

Parece plantearnos un callejón sin salida: si por ensalzar la presencia real en las especies eucarísticas desvalorizo la presencia real con la que la Stma. Trinidad habita en nosotros, parece que dejo de lado una verdad fundamental de nuestra fe: ¡somos templo inhabitado por el propio Dios! y eso es real.

Pero si me vuelco a esa consideración, parece no ser necesaria la presencia real de Cristo en la Eucaristía... ¡si de todos modos está y permanece con nosotros!

Diversos tipos de realidad

La presencia de Cristo en la eucaristía es real, pero también es real la presencia de Cristo en cada creyente por la inhabitación de la gracia.

Se me dirá que son dos clases de realidad distintas, ya que en la eucaristía lo está físicamente, mientras que en el alma lo está espiritualmente... Esa forma de responder esconde cierto dualismo, pero además ya hemos sentado que "físicamente" no significa al modo del cuerpo en el pan y la sangre en el vino, sino un "físicamente" muy peculiar: todo él en cada partícula.

Así que en los dos casos se está tomando la palabra "real" con un sentido distinto, más amplio, más profundo, que el sentido cotidiano y fisicista de la palabra "real"... ¿tiene entonces sentido hacerse un cuestionamiento fisicista para algo que de antemano está situado en un plano de realidad distinto, no evidente ni cotidiano?

La respuesta en este caso no es sencilla: si dijera que no cabe hacerse preguntas de tipo fisicista ("¿cuánto dura...?") fácilmente podría pensarse que la presencia real de Cristo en la eucaristía no es del todo real, pero si nos hacemos esta clase de preguntas, quedamos un poco encerrados en la trampa del lenguaje de lo obvio: pretender medir la realidad del misterio por la realidad de las cosas mensurables.

Otra manera de pensar

Tal vez deberíamos pensar la presencia real de manera más dinámica:

A través de las especies físicas del pan y del vino, Cristo se abre paso en nuestra vida: está realmente presente en ellas, pero no por ellas mismas ni teniendo su fin en esa presencia, sino porque, al pertenecer a los alimentos más básicos de una vida que es humana ("de la tierra el hombre saca el pan, y vino que recrea su corazón", solo el hombre a la vez tiene nutrición y fiesta en el alimento), entra en nuestra vida por el acto más primario y fundamental, alimentarnos, para hacer lo que hace todo alimento en nosotros: darnos vida y crecimiento.

Pero una vez entrado en nuestro cuerpo por el pan y el vino, se queda, se funde un poco más con nuestra vida. La presencia trinitaria se acrecienta con cada eucaristía, tenemos "un poco más" de vida de Cristo en nosotros con cada eucaristía. Nuestra vida es configurada “un poco más” a él. Es un sacramento de santificación.

Por tanto ¿dura o no dura la presencia real? No dura, en tanto se descomponen las formas, dura, en tanto cumple su fin de que cada acto de comunión planta una pica en el Flandes de nuestra vida. ¡Qué bueno que las especies eucarísticas dejen de ser Cuerpo de Cristo al descomponerse en nuestro cuerpo! porque entonces somos nosotros “un poco más” presencia real de Cristo.

 

 

Comentarios
por mizales (200.105.189.---) - lun , 24-oct-2022, 12:47:04

bellisimo Abel
un abrazo
Miguel

por Maria Azucena Santos. (i) (98.13.144.---) - jue , 27-oct-2022, 00:07:18

Hola Abel, a mi parecer la presencia de CRISTO es permanente siempre y cuando
estemos unidos en el Espiritualmente; es decir por medio de la oración, por medio
de nuestras obras de misericordia. Cada vez que recibimos el cuerpo y la sangre de
Cristo, yo siento que CRISTO, permanece en mí, dentro de mi alma y mi corazon.Ayer que estábamos orando con la liturgia, me toco en mi corazón el salmo 36 primera parte, que nos
dice: Encomienda tu camino al Señor y el actuara. Descansa en el Señor y espera en EL, no
te exasperes por el hombre que triunfa empleando la intriga.
Esa mañana, yo conversaba con mi hija, y estábamos comentando la situación tan dura, en el mundo. Inflación, guerra, Pandemia, y los negocios que están muy malos.
Y da la casualidad de que DIOS entro en mi corazón y mi alma, y me dice Encomienda al SENOR Y EL ACTUARA; es decir, sentí que DIOS está conmigo, y me dice que tenga Fe en EL, que él no me abandonara. Por eso yo siento que CRISTO permanece en mí. Gracias Abel,

por Rosy (i) (187.142.151.---) - jue , 27-oct-2022, 03:09:34

Abel 2uerido algo que vivimos a diario La Presencia Real de Crist/o 2ue Dios esta en cada uno y 2uienes vivimos cercas de El mas en la Eucaristia se convive mas de cerca lo llevamos siempre dentro de uno mismo aunque la formas de Pan y Vino se hayan diluido su Presencia Real y Trinitaria permanecen . Aunque haya en nuestro Mundo quienes dicen No Hay Dios dime como lo puedes llevar dentro de ti y me digo : Si soy de Crist/o Recuerdo la Orden Sacerdotal que fundo padre Enrique Amezcua Medina Sacerdote de nuestro pueblo Tepalcatepec y son Los /Operarios del Reino de Crist/o y decimos 162/204 y precioso 220 dire 20 son 153+200 son 253+153/406/40X6/240X2/480 y 262 /104 y 262 son todos los Jose Maria 262/104 en este caso mi padre Jose Maria Bedolla /431+134/OCHOA igual que CRIST/o 162+431 y 162/204 y 4 cuatro igual 2ue 183 + 200 +253+183 son 436+634 son 1070 mismo 259 que identifica nuestras B/s Santa Maria Guadalupe y 40X6 son 240X2/480 y 4X80 /320+32/352 mismo 253 y DOSCIENTOS/200/166 y 66 311 y 343+100 /83 entonces 166/ igual 2ue 343+83 y 354+390 y son 744 y 7X44/308 y 343+83/426 y 261+359 son 620 igual 2ue 433 X 132X2/264 y 308+803 son los 11/11 cuatro Unos 2ue mi Lupita tenia a su derecha y que el puto la mato el 26 igual 2ue 92 de Marzo 3 de 2021 y 59/26 y 261+162/423 y 271+359 son 630 y 59/26/ son 598+634 son 12/32 y 384+483 y 867 y GONZALEZ SANDOVAL 483 MATEN ESTE PUTO y Thank you @uerido Abel por traer y escribir este tema precioso que todos lo llevamos a diario en nuestras vidas y R /315 y R tambien 432 Buenas Noches

por Abel (94.73.35.---) - jue , 27-oct-2022, 22:10:15

Sí, claro que Dios permanece, y no solo permanece, también crece con cada encuentro eucarístico con él, hasta "la madurez de la plenitud de Cristo", como dice Efesios 4,13. Que como es una plenitud que es la plenitud misma de Dios, no corre el peligro de aburrirnos, ni de llenarnos antes del tiempo de nuestra vida.

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 44.197.198.214
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2022 - www.eltestigofiel.org - puede reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.34