Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.

Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.

Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda admite el uso de comillas normales para buscar palabras y expresiones literales.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.

Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.

Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda admite el uso de comillas normales para buscar palabras y expresiones literales.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).

Mi hijo se ha unido en matrimonio con su pareja después de cuatro años de convivencia, ¿qué palabras le puedo regalar, aparte de felicidad y que la felicidad del día de hoy te dure toda tu vida?

pregunta realizada por diego Torrente
14 de julio de 2013

Ante todo, felicitaciones. La pregunta es bastante difícil. Supongo que si lo pregunta en la sección de Biblia, lo que busca es alguna orientación para leer en la Biblia algo referido al matrimonio.

¡No es nada sencillo! Aunque toda la Biblia habla de amor, y de un amor incluso conyugal entre Dios y su pueblo, no hay una sección propia y específica que dijéramos que podemos "aislarla" y tratar el tema: toda la Biblia es la epopeya de ese matrimonio de Dios con cada uno de nosotros, y con la Iglesia en su conjunto.

Sin embargo hay algunos textos clave, desde luego:

Si no lo leyeron ya en la propia ceremonia litúrgica del matrimonio, el texto de 1Cor 13, el himno al amor, muestra las propiedades del amor que lo hacen comenzar en este mundo y tener su término exclusivamente en Dios. El amor no puede "medirse" más que con Dios, aunque empiece en lo más mínimo y cotidiano.

Un poco más indirecto, los dos últimos capítulos del Apocalipsis hablan de las bodas del Cordero con su Novia, la Iglesia, unas bodas eternas donde todo se disuelve en esa unión, y a la vez se construye un cielo nuevo y una tierra nueva. Jesús, al instituir el matrimonio como sacramento, quiso que de una manera misteriosa ese final se realizara por anticipado cada vez, en cada nuevo matrimonio.

Hay dos textos esponsales preciosos en el Antiguo Testamento:

- El salmo 45 (44 en la liturgia), que habla de las bodas del rey. La traducción que usamos en la liturgia es muy bella.

Allí mismo tiene algunos comentarios al salmo que le pueden ser de utilidad para meditar bíblicamente acerca del matrimonio.

 

- El Cantar de los cantares es el epitalamio por excelencia, es un cántico nupcial escrito para unas bodas, con toda la pasión del enamoramiento humano. Dios está misteriosamente tras esa pasión, aunque en el poema apenas se lo nombra. 

Los místicos lo han leído alegóricamente, como poema sobre las "bodas" del alma con Dios, pero su primer significado es mucho más obvio: son las bodas de un hombre y una mujer.

Tiene una muy buena traducción con comentario en el libro del P. Alonso Schökel, que puede descargar de aquí

Naturalmente, también en el AT, cómo no mencionar el relato de Adán y Eva, fundamento de todo lo que creemos y enseñamos acerca del matrimonio.

No sé si es esto lo que me pedía, si no lo es, por favor explíquemelo con más detalle.

Claves de este artículo: Matrimonio , Teología bíblica
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 18.232.146.10
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2020 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.34