Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
San Antipas, santo del NT
fecha: 11 de abril
canonización: bíblico
hagiografía: Abel Della Costa
Elogio: En Pérgamo, en la provincia romana de Asia, conmemoración de san Antipas, que fue testigo fiel, como dice san Juan en el Apocalipsis, al ser martirizado por el nombre de Jesús.

«Eres fiel a mi nombre y no has renegado de mi fe, ni siquiera en los días de Antipas, mi testigo fiel, que fue muerto entre vosotros, ahí donde habita Satanás» (Apocalipsis 2,13) Así aparece en la única mención que tenemos de este mártir de la Iglesia en sus inicios. No tenemos más datos de él -cosa que nos ocurre a menudo con los mártires antiguos- y no podemos contextualizarlo demasiado. Existe una «Passio» de Antipas, que ubica el martirio en tiempos de Nerón, y describe los detalles, pero es un escrito muy posterior, que no se basa en documentos, sino que sólo reproduce los lineamientos del género literario. El párrafo citado forma parte de la «Carta a la Iglesia de Pérgamo», la tercera de las siete cartas a las Iglesias de Asia Menor, que forman la primera sección del libro del Apocalipsis.

Estas «cartas» describen las situaciones históricas de maneras tan esquemáticas y a pinceladas tan gruesas (lo que es propio de los escritos apocalípticos), que poco podemos hacernos a la idea de los hechos ocurridos tras la narración. Se nos dice que allí, es decir, en Pérgamo, «habita Satanás», una invectiva muy fuerte a los oídos de cualquier cristiano. Pérgamo era, de hecho, un centro especialmente volcado al culto pagano, y dentro de ello, el culto al emperador brillaba respecto de otras ciudades; posiblemente sea ésa la alusión. No se sabe a qué persecución se refiere; el libro se suele datar en una primera redacción en tiempos de Nerón (54 a 68), con una reelaboración final en tiempos de Domiciano (81-96), dos momentos de especial crisis en el cristianismo inicial, ya que hubieron en ellos persecuciones que han quedado como «modelo» de la furia persecutoria pagana, y a lo que precisamente el Apocalipsis quiere oponer la fuerza de la esperanza cristiana, que se basa, no en el triunfo terreno, sino en la fidelidad al «Cordero degollado».

Lo cierto es que Apocalipsis es posiblemente el responsable de que el término «mártir» -que en griego (martýs) significa simplemente «testigo», sin que necesariamente se halle implicada la connotación de testimonio cruento o «por la sangre»- haya quedado como término específico para designar cierta forma de testimoniar a Jesús: en la perfecta fidelidad a su muerte, y por lo tanto cruentamente. Y uno de esos momentos en que el Apocalipsis ahonda en la profundidad del «testimonio» (martirio) cristiano es, precisamente, al referirse a nuestro Antipas. Merece él además, por parte del libro sagrado, un especial título: no sólo «martys», sino «martys pistós», «testigo fiel», que es un título cristológico, que usa el propio Apocalipsis para referirse a Cristo como testigo de Dios, en 1,5 y 3,14. A través de esto el Apocalipsis muestra, nos muestra, que Cristo -tal como él mismo lo pidió- puede realmente ser imitado por los suyos: su gesta es, desde un cierto punto de vista, única, pero desde el punto de vista del camino que él abre y al que nos convoca, esa gesta es infinitamente repetible, puede ser realizada por cualquier creyente en cualquier época. Y así, cada vez que alguien da su sangre por la fe, se reactualiza de manera eminente la gesta salvadora de Jesús en la cruz.

Aunque no sepamos más nada de este Antipas, le debemos ser aquel mártir que por primera vez nos sirve de ejemplo vivo de este pasaje del martirio de Jesús al martirio de los cristianos. Es verdad que el primer mártir cristiano es san Esteban (Hechos 6), sin embargo, en su narración no se aplica aun el término mártir para describir la relación de su muerte con la de Jesús, habrá que esperar al Apocalipsis, y a esta mención de Antipas, para que la concepción de la muerte por la fe como «martirio» encuentre todo su lenguaje.

Bibliografía: menciona y describe (aunque no transcribe) la «Passio» Fabio Arduino, en el artículo correspondiente de Santi e Beati; sobre las cuestiones exegéticas puede consultarse el Comentario Bíblico San Jerónimo, tomo IV.

Abel Della Costa
accedido 12921 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://eltestigofiel.com/index.php?idu=sn_1187
Comentarios
por Pedro (i) (139.47.115.---) - vie , 20-mar-2020, 18:50:58

El testigo fiel Antipas es el mismo Esteban..

por Pedro (i) (139.47.115.---) - vie , 20-mar-2020, 18:54:39

La generacion de Noe cayo destruida. La generacion del Cristo tambien, somos la siguiente generacion la tercera.

por Pedro (i) (139.47.115.---) - vie , 20-mar-2020, 19:30:02

Y si Dios no acortase aquellos dias, ninguna carne se salvaria, pero por causa de sus escigidos acorto aquellos dias, el FIN
DEL MUNDO NO BIENE EN LA BIBLIA, Jah es verdadero y todo hombre es mentiroso, como esta escrito, quien se puede fiar de esta genaracion, Nuca hubo ovnis, nunca existieron los dinosarios, nunca el hombre a estado en la luna, 1 JUAN todo el mundo yace en maldad, y sige asi, Jaf os bendiga.

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 3.233.220.21
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2020 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.29