Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
Beata Margarita de Cittá di Castello, virgen
fecha: 13 de abril
n.: 1287 - †: 1320 - país: Italia
otras formas del nombre: Margarita de Metola
canonización: Conf. Culto: Pablo V 1609
hagiografía: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
Elogio: En Cittá di Castello, de nuevo en Umbría, beata Margarita, virgen de las Hermanas de la Penitencia de Santo Domingo, la cual, ciega de nacimiento, deforme y abandonada por sus progenitores, siempre confió en su corazón, sin embargo, en el nombre de Jesús.

Probablemente hacia 1293, algunas mujeres de Citta-di-Castello, en la Umbría, encontraron en su parroquia a una cieguecita de seis o siete años, que había sido abandonada allí. Compadecidas de la pobre niña, las mujeres, que no eran ciertamente ricas, le ofrecieron hospitalidad por turno, de suerte que la chiquilla se convirtió, prácticamente, en hija adoptiva del pueblo. Las caritativas mujeres estuvieron de acuerdo en declarar, más tarde que Margarita, lejos de ser una carga, había sido una fuente de bendiciones para sus bienhechoras. Algunos años después, las monjas de un convento de la localidad se ofrecieron a guardar a la joven, quien se regocijó mucho ante la perspectiva de vivir con las religiosas; pero su alegría duró muy poco, pues se trataba de una comunidad relajada y mundana. El fervor de Margarita era un constante reproche para las religiosas y éstas no habían conseguido las limosnas que esperaban por alojar a la huérfana. Las religiosas, que al principio habían simplemente ignorado a Margarita, empezaron después a perseguirla y llegaron hasta a calumniarla; la joven, cubierta de ignominia, tuvo que volver al mundo.

Pero sus antiguos amigos no la abandonaron. Un matrimonio le ofreció una casita, donde la beata vivió desde entonces. A los quince años, Margarita recibió el hábito de terciaria de Santo Domingo, pues los dominicos se habían establecido recientemente en Citta-di-Castello y, a partir de ese momento, se consagró totalmente al Señor. Dios la bendijo en la misma medida. Margarita curó a otra terciaria de una enfermedad de los ojos, contra la cual los médicos se habían declarado impotentes. Con su manto apagó un incendió en la casa de sus protectores. Deseosa de mostrar su gratitud a sus bienhechores de Citta-di-Castello, la beata se dedicó a cuidar a los niños, en tanto que los padres trabajaban. La escuelita de la beata prosperó, ya que su sencillez la ayudaba a entenderse perfectamente con los niños. Los hacía ejecutar pequeños trabajos, en los que ella misma participaba; los instruía en sus deberes para con Dios y para con el prójimo, los hacía amar al Niño Jesús y les enseñaba los salmos, que había aprendido de memoria en el convento, a pesar de su ceguera. Se cuenta que, cuando estaba en oración, se elevaba frecuentemente un palmo del suelo y permanecía así largo tiempo. Así vivió, ignorada de todos, excepto de sus más próximos vecinos, hasta los treinta y tres años. A esa edad murió, rodeada por sus amigos, quienes consiguieron que fuese sepultada en la iglesia parroquial. En su tumba se obraron muchos milagros. El culto de la beata Margarita fue confirmado en 1609 para Citta-di-Castello, y en 1675 fue extendido a toda la orden dominicana.

El principal documento que poseemos sobre Margarita es un resumen de su vida, escrito en el siglo XIV; se encuentra en Analecta Bollandiana, vol. XIX (1900), pp. 21-36. Ver también Acta Sanctorum, abril, vol. II; Procter, Dominican Saints, pp. 90-93; y Ganay, Les Bienheureuses Dominicaines. Es probable que la nota entusiasta que dedica el franciscano Ubertino di Casale en Arbor Vitae a una mística de Citta-di-Castello se refiera a la beata Margarita. W. R. Bonniwell publicó en 1952, en los Estados Unidos, una interesante biografía de tipo popular, titulada The Story of Margaret of Metola, que se basa en una biografía descubierta por el autor y difiere en algunos detalles de nuestra narración. Cf. Analecta Bollandiana, vol. LXX (1952), p. 456.

fuente: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
accedido 2921 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://eltestigofiel.com/index.php?idu=sn_1220
Comentarios
por pedro de madrid (i) (2.137.117.---) - vie , 25-ene-2013, 11:28:20

Después de un milagro en USA la quieren canonizar y la declaran protectora de los minusválidos y marginados, ¡vaya santa casi desconocida! la quiero tener en cuenta en mis oraciones

por Abel (81.203.151.---) - vie , 25-ene-2013, 12:30:24

Efectivamente, hubo en 1988 una proclamación local (Diócesis de Urbino) como patrona de los no videntes, y en 2007 se concluyó la etapa diocesana del proceso, pero no he conseguido ninguna información sobre el milagro que menciona.

por Raúl Rivarés (i) (88.23.65.---) - dom , 25-abr-2021, 19:34:47

Estimado Abel:
El pasado 24 de abril Su Santidad el Papa ha aprobado los votos favorables de los miembros de la Congregación para las Causas de los Santos, y en consecuencia, extendido a la Iglesia Universal el culto litúrgico en honor de la beata Margarita de Città di Castello, inscribiendo su nombre en el Libro de los Santos, por el procedimiento de la canonización equivalente.

por Wendy Rodriguez (i) (190.242.26.---) - mar , 27-abr-2021, 16:18:20

Ella es la patrona de nuestro Programa de Rehabilitacion Fisica y la sanacion del alma que cada uno de los pacientes expresa no puede ser mas que la intersecion de esta pequeña jovencita, que nunca renego de su condicion sino mas bien glorifico a Dios y enseño en su tiempo a otros y nos sigue enseñando, a dar gracias en todo tiempo y lugar.

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 3.238.96.184
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2021 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.34