Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
San Esdras, santo del AT
fecha: 13 de julio
otras formas del nombre: Ezra, Esra
canonización: bíblico
hagiografía: Abel Della Costa
Elogio: Conmemoración de san Esdras, sacerdote y escriba, que, en tiempo de Artajerjes, rey de los persas, habiendo regresado desde Babilonia a Judea, congregó al pueblo que estaba disperso y puso gran empeño en estudiar, llevar a la práctica y enseñar la Ley del Señor en Israel.

La figura de Esdras se sitúa en el el centro de un momento clave de la historia de Israel: el regreso de la comunidad exiliada en Babilonia a repoblar y reorganizar Judá en torno a la Ley y al templo. Lamentablemente, no es posible, con los datos que aporta la Biblia, situar exactamente cuándo ocurrió eso. El libro de Esdras dice que fue «en tiempo de Artajerjes», sin embargo no es posible establecer con total certeza si se trata de Artajerjes I o Artajerjes II. Las hipótesis varían desede mediados del siglo V antes de Cristo hasta fines del siglo IV (la fecha de 398 para la obra de Esdras es muy aceptada en la actualidad, pero no decisiva).

Como sea que se interprete la difícil cronología, con Esdras toma su forma una nueva manera de entender la Alianza con el Dios de Israel, una nueva manera que a nosotros nos parece la más propia de israel, pero que en realidad aparece recién en esta época: la forma clásica del judaísmo, centrada en los límites nacionales y en el cumplimiento de la Ley, todo eso que popularmente referimos al «espíritu fariseo», porque es más bien relacionado con esta secta de la época de Jesús que lo conocemos.

Esdras fue un jefe religioso, sacerdote, que actuó como una especie de ministro de los asuntos persas en la comunidad judía (ver Esd 7), no olvidemos que la vuelta del destierro no provino de una «liberación nacional» sino sólo de un ventajoso trato por parte de la nueva potencia dominante del mundo, Persia. Esdras organizará la lectura pública de la Ley, y un acto penitencial colectivo (Esd 10) luego del cual se renovó la Alianza con Dios, con especial insistencia en el cumplimiento estricto del sábado y la prohibición total de matrimonios mixtos, punto que parece estar en el centro de las preocupaciones del predicador, divorciando, incluso, por decreto a todos aquellos que estuvieran casados con extranjeras (Esd 10,17), que serían, sin duda, muchos, puesto que venían de cincuenta años de vivir en el extranjero.

La tradición posterior atribuye a Esdras mismo la redacción final de lo que nosotros conocemos como Pentateuco, la Ley, o cinco primeros libros de la Biblia. Si materialmente fue así o no, no es algo que esté del todo claro; puede ser que Esdras trajera ya alguna redacción vigente y aceptada desde antes entre los desterrados. Es poco creíble que una redacción enteramente nueva tuviera la fuerza que adquirió la Ley como centro de la vida de este «pueblo del Libro» -lo que recién después del destierro llega a ser-, y por otra parte parece también difícil que con las ideas de Esdras, tan centradas en la claridad del cumplimiento literal, hubiera podido tener lugar la redacción de un Pentateuco donde se dan cita tantas tendencias religiosas distintas.

Sea cual sea su papel concreto en la redacción del Pentateuco, no puede obviarse que es con él y a partir de él que comienza a tomar forma esa etapa de la religión bíblica que vendrá a ser, con todas sus particularidades, el «judaísmo», en el seno del cual Dios quiso hacerse hombre.

Puede consultarse la introducción al libro de Esdras en cualquier Biblia actual, donde se encontrará tanto el resumen de la actuación del escriba, como los problemas de cronología aludidos aquí. Comentario Bibíblico San Jerónimo tiene, en su tomo V, una Historia de Israel que, sin llegar a profundizar demasiado en los temas, sintetiza muy bien lo que puede ser necesario tener de base para entender el difícil proceso de conversión de la religión bíblica en «judaísmo». Los Cuadernos Bíblicos de Verbo Divino dedican uno a Esdras y Nehemías, como siempre con un buen nivel de divulgación de los estudios bíblicos (Philipe Abadie, cuad. nº 95).

Abel Della Costa
accedida 1413 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: http://eltestigofiel.com/index.php?idu=sn_2355
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email
Comentarios
por martin (i) (181.28.0.---) - vie , 13-jul-2012, 00:30:21

Isaías 45
1 ASI dice Jehová á su ungido, á Ciro, al cual tomé yo por su mano derecha, para sujetar gentes delante de él y desatar lomos de reyes; para abrir delante de él puertas, y las puertas no se cerrarán: 2 Yo iré delante de ti, y enderezaré las tortuosidades; quebrantaré puertas de bronce, y cerrojos de hierro haré pedazos; 3 Y te daré los tesoros escondidos, y los secretos muy guardados; para que sepas que yo soy Jehová, el Dios de Israel, que te pongo nombre. 4 Por amor de mi siervo Jacob, y de Israel mi escogido, te llamé por tu nombre; púsete sobrenombre, aunque no me conociste. 5 Yo Jehová, y ninguno más hay: no hay Dios fuera de mí. Yo te ceñiré, aunque tú no me conociste; 6 Para que se sepa desde el nacimiento del sol, y desde donde se pone, que no hay más que yo; yo Jehová, y ninguno más que yo:

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.80.219.236
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2018 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa