Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003
San David de Västeras, abad y obispo
fecha: 15 de julio
†: c. 1082 - país: Suecia
otras formas del nombre: David de Munktorp
canonización: culto local
hagiografía: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
Elogio: En Västeras, en Suecia, san David, obispo, el cual, originario de Inglaterra, después de abrazar la vida de monje cluniacense fue a predicar la fe cristiana a los suecos y, ya anciano, murió piadosamente en el monasterio que él mismo había fundado.

Según se dice, David era un monje inglés que deseaba ardientemente dar su vida por Cristo. Cuando se enteró de la muerte de los tres sobrinos de san Sigfrido a manos de los paganos, se ofreció para ir a la misión inglesa de Suecia, que trataba de reconstruir la obra arruinada de san Anscario. En Suecia se puso a las órdenes de san Sigfrido, obispo de Växjö, quien le envió a Västmanland. Ahí trabajó por la conversión del pueblo y por secundar la obra de los monjes de un monasterio fundado anteriormente. El sitio tomó más tarde el nombre del monasterio: Munktorp. David se entregó en cuerpo y alma a su misión con gran éxito. Dios le concedió el don de milagros y el don de lágrimas, todavía más valioso que el primero; en cambio, le negó la gracia del martirio que tanto había deseado. San David vivió hasta edad muy avanzada y murió apaciblemente. Los milagros obrados en su tumba confirmaron su fama de santidad. La tradición popular afirma que fue el primer obispo de Västeras. Es uno de tantos santos a quien se atribuye el milagro de haber colgado sus vestidos en un rayo de sol; en el caso particular de san David, se cuenta que colgó sus guantes. La ciudad de Davii, donde vivió algún tiempo, tomó su nombre de él.

Existe una corta biografía, publicada en Scriptores rerum suecicarum, vol. II, pte. 1, pp. 408-411. Véase también C.J.A. Oppermann, English Missionaries in Sweden (1937), pp. 112-117. Puede ser interesante una visita visual a la pintoresca iglesia de Överselö de donde tomamos la imagen del santo.

fuente: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
accedida 1885 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://eltestigofiel.com/index.php?idu=sn_2399
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 18.208.186.19
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2019 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.24