Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
San Dasio, mártir
fecha: 20 de noviembre
†: s. IV - país: Bulgaria
otras formas del nombre: Dacio de Doróstoro
canonización: pre-congregación
hagiografía: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
Elogio: En Silistra, de Mesia, san Dasio, mártir.

Treinta días antes de la fiesta de las «Saturnalia», que tenía lugar en invierno, el ejército romano solía elegir a un «rey de las fiestas». Éstas degeneraban siempre en los peores excesos y terminaban con el sacrificio del «rey» a Cronos. La guarnición de Durostorum (la actual Silistria, en Bulgaria), eligió en el año 303 a un soldado llamado Dacio. Él, que era cristiano y sabía lo que la elección significaba, se negó a aceptarla, alegando que, si de todos modos le esperaba la muerte, prefería morir por ser cristiano. Inmediatamente fue llevado ante el lagado Basso, quien le exhortó a renunciar a la fe o, por lo menos, a ofrecer sacrificios a las estatuas de los emperadores, recordándole que como soldado tenía obligación de obedecer. Pero Dacio permaneció firme en la fe y fue decapitado. Sus presuntas reliquias se hallan en Ancona. Según se dice, fueron trasladadas a ese sitio en la segunda mitad del siglo VI para salvarlas de las invasiones de los ávaros.

Las actas griegas de Dacio, publicadas por primera vez por Franz Cumont en Analecta Bollandiana, vol. XVI (1897), pp. 5-11, provocaron gran interés y dieron lugar a juicios muy diversos. Unos autores las consideran como absolutamente auténticas, en tanto que otros ven en ellas una leyenda moralizante sobre el tema de la muerte de un mártir. Delehaye (Comentario sobre el Martirologium Hieronymianum, pp. 609-610, y Les passions des martyrs ... , 1921, pp. 321-328) ha estudiado muy a fondo la cuestión, sin olvidar las opiniones que difieren de la suya. Según dicho autor, es imposible determinar si Dacio era realmente soldado y si murió en Durostorum y no en Heraclea. Acerca de la inscripción de Ancona, véase G. Mercati, en Rendiconti dell'Accademia Pontificia di Archeologia, vol. IV, pp. 59-71.

fuente: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
accedida 1065 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://eltestigofiel.com/index.php?idu=sn_4240
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email
Comentarios
por nelson becerra (i) (190.79.122.---) - mié , 14-feb-2018, 16:54:53

Estas explosiones de las fuerzas reprimidas de la nauraleza humana que con demasiada frecuencia degeneraban en orgias lascivias.salacias y crimen recaian en el mes de Diciembre,asociadas a la epoca de las temporadas agricolas, especialmente con la epoca de siembra o recoleccion. Eran épocas de libertinaje "Fiesta de la carne": Caña, cuca y mondongo

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.224.247.42
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2018 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa