Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
San Bernwardo de Hildesheim, obispo
fecha: 20 de noviembre
n.: c. 960 - †: 1022 - país: Alemania
otras formas del nombre: Bernardo, Berenbardo, Berwardo
canonización: C: Celestino III 8 ene 1193
hagiografía: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
Elogio: En Hildesheim, de Sajonia, en Germania, san Bernwardo, obispo, que defendió a sus fieles de las incursiones, restauró la disciplina del clero en numerosos sínodos y fomentó la vida monástica.
Patronazgos: patrono de los orfebres.
refieren a este santo: San Gotardo de Hildesheim

La familia de Bernwardo era sajona. Éste quedó huérfano cuando era todavía pequeño y su tío, el obispo Volkmaro de Utrecht, le tomó a su cargo y le envió a la escuela catedralicia de Heidelberg. Más tarde, Bernwardo fue a terminar sus estudios en Mainz, donde recibió la ordenación sacerdotal de manos de san Wiligis. Bernwardo se dedicó a cuidar a su tío y no aceptó ningún beneficio sino hasta después de la muerte de éste. El anciano murió el año 987. San Bernwardo fue nombrado entonces capellán imperial y tutor del emperador Otón III, que era todavía niño. La influencia de san Bernwardo en la vida de Otón III fue muy poderosa, aunque insuficiente. Seis años más tarde, el santo fue elegido obispo de Hildesheim. Construyó allí la gran iglesia y el monasterio de San Miguel y gobernó con prudencia y habilidad. San Bernwardo fue siempre muy aficionado al arte religioso, particularmente a toda clase de trabajos en metal. Como su diócesis era muy rica, pudo promover las artes y proteger a los mejores artistas. Tangmaro, el biógrafo de san Bernwardo, que fue también su preceptor, afirma que el santo era muy hábil en la pintura, así como en los trabajos en metal, y que empleaba buena parte de su tiempo en esas artes. A él se atribuyen algunos objetos muy hermosos de metal labrado, que se conservan en Hildesheim.

Desgraciadamente, el gobierno de san Bernwardo, que duró treinta años, se vio turbado por una disputa con el arzobispo de Mainz, san Wiligis, quien reclamaba ciertos derechos sobre el gran convento de Gandersheim. La disputa había comenzado en tiempos del predecesor de san Bernwardo. Una religiosa llamada Sofía la reavivó, ya que acudió al arzobispo de Mainz cuando el obispo de Hildesheim la llamó al orden por su mala conducta. El conflicto duró más de siete años, por más que ya antes la Santa Sede había fallado en favor de san Bernwardo, cuya conducta fue irreprochable durante toda la disputa. Finalmente, san Wiligis se sometió públicamente y pidió perdón por su falta de prudencia y la obstinación que había mostrado. San Bernwardo murió el 20 de noviembre de 1022, después de tomar el hábito de San Benito. Fue canonizado en 1193.

El mejor texto de la biografía escrita por Tangmaro es el de Monumenta Germaniae Historica, Scriptores, vol. IV, pp. 754-782; puede verse también en Migne, PL., vol. CXL, cc. 393.436. Véase Neues Archiv, vol. xxv, pp. 427 ss.; V.C. Habitcht, Der hl. Berwards von Hildesheim Kunstwerke (1922); Archiv für Kulturgeschichte, vol. XVII (1921) , pp. 273-285; y F. J. Tschan, St Bernward of Hildesheim: his Life and Times (2 vols., 1942-1952, University of Notre Dame Press, U.S.A.). La imagen del obispo en su catedral es una pintura sobre cuero de 1170, de artista anónimo, que se conserva en Hildesheim.

fuente: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
accedido 2000 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://eltestigofiel.com/index.php?idu=sn_4247
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 3.237.20.246
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2021 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.34