Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
Beatos Ángel Marina Álvarez, Manuel Fernández-Herba Pereira y cinco compañeros, presbíteros y mártires
fecha de inscripción en el santoral: 14 de agosto
†: 1936 - país: España
canonización: B: Francisco 18 jun 2022
hagiografía: Orden de Predicadores
Elogio: En El Picado, Almagro, España, beatos Ángel Marina Álvarez, Manuel Fernández-Herba Pereira, y cinco compañeros, todos ellos sacerdotes, religiosos de la Orden de Predicadores y mártires, víctimas de la cruel persecusión religiosa que acompañó a la Guerra Civil Española.
Los nombres de los cinco compañeros son: Natalio Camazón Junquera, Antonio Trancho Andrés, Luis Suárez Velasco, Eduardo Sainz Lantarón y Pedro López Delgado.

Ángel Marina Álvarez, sacerdote

Era el prior de la comunidad. Pasó buen parte de la vida por Almagro, Venezuela, Cuba, Tenerife, donde fue superior y párroco. Fue su lugar de nacimiento Barruelo de los Carabeos (Cantabria), en 28 de marzo de 1890. Fue bautizado el 31 de marzo de 1890.  Tomó el hábito en la iglesia del Santísimo Rosario de Almagro (Ciudad Real), el 3 de octubre de 1906, y profesó al año siguiente, el 9 de octubre. De 1907 a 1917 estudió humanidades, filosofía y teología en Almagro. Presbítero el 21 de septiembre de 1916. Lo calificaban de buen religioso, de regular talento y dedicado al ministerio. Recibió el martirio a los 46 años. Sus reliquias reciben veneración en la iglesia de Santo Tomás de Aquino de Sevilla.

 

Manuel Fernández-Herba Pereira, sacerdote 

Sufrió el martirio a los 56 años. Nació en Lisboa, el 30 de septiembre de 1878. Estudió en los escolapios de Celanova (Orense), seminario de Tuy, y comenzó de noviciado en Padrón (la Coruña), 20 de noviembre de 1895, pero lo terminó en Corias (Asturias). Apenas profesó dio su nombre para restaurar la provincia Bética en 1897. Moró como estudiante en el convento de Jerez de la Frontera. Estuvo en el colegio de Cuevas de Vera (Almería). Se decía de él que era asiduo en el estudio y apto especialmente para las ciencias naturales. Dos años más tarde estaba en Venezuela, Caracas, en el convento de San Jacinto, con el nombramiento de lector conventual de casos morales y litúrgicos y organista en la capilla del Sagrado Corazón de Jesús.

En el curso 1918-1919 su convento de asignación fue el de Almagro y daba clases de química y lengua francesa. Fue elegido Prior provincial en el capítulo de 1919. Era en aquel momento Prior de Almagro. Pudo inaugurar un seminario menor, inmueble separado del resto del convento que albergaba 48 alumnos distribuidos en cinco cursos. En 1931 lo eligieron por segunda vez, aunque no consecutiva, Prior provincial. No pudo celebrarse el capítulo en mayo, como estaba convocado, por la situación de persecución religiosa que se vivía en algunas zonas de España. Se celebró, al fin, a partir del 17 de junio de 1935 en Almagro. Desempeñó el cargo hasta 1935. Representó a la provincia en dos capítulos generales. Sus reliquias se veneran en Sevilla.

 

Natalio Camazón Junquera, sacerdote 

Procedía de Castromocho (Palencia), donde nació el 1º de diciembre de 1873, hijo de Marcelino y Jacoba. Recibió el bautismo en la iglesia parroquial de San Esteban, el 3 de diciembre de 1873, y la confirmación de manos de Mons. Apolinar Serrano, natural de Villarramiel y Obispo de la Habana, el 10 de diciembre de 1875, cuando estaba a punto de cumplir los dos años. En su pueblo natal hizo estudios de latín con el Párroco, hasta que fue al noviciado dominicano de Corias (Asturias) en 1888. Profesó en el convento de Corias el 29 de diciembre de 1889. Permaneció en Corias hasta que hizo la profesión solemne. Después pasó a San Esteban de Salamanca, a cursar teología. 

Ya en la Provincia Bética, su primer destino fue Almagro. Afectado ya por la sordera, que le impedía el trabajo en el confesonario y, de hecho, tampoco se ejercitaba en la predicación. Administró las revistas que se publicaban en la tipografía «el Santísimo Rosario». Fue varios años conventual de Sevilla, donde ejerció como catequista, y en Cádiz. Fue martirizado a los 62 años y sus reliquias se hallan en Sevilla.

 

Antonio Trancho Andrés, sacerdote 

Fue Becerril de Campos (Palencia) su lugar de nacimiento, el 9 de diciembre de 1900, bautizado el 14 de diciembre, y conformado el 14 de octubre de 1908. En Almagro tomó el hábito el 23 de septiembre de 1917. Profesó el 24 de septiembre de 1918 y siguió estudios. Lo enviaron más tarde a San Esteban de Salamanca. Desde 1926, en el convento de Almagro, fue profesor de apologética, teología moral y bibliotecario.

Se conservan varias cartas de dirección espiritual, en las que se trasluce un gran equilibrio de espíritu y celo apostólico. Animaba a vivir con la confianza puesta en la providencia de Dios. Estuvo, por razones de salud, en el convento de la Candelaria, en Tenerife. En 1933, ya repuesto, volvió a Almagro. Continuó con sus clases, dirección espiritual y magisterio entre novicios y estudiantes. Le dieron muerte a los 36 años de edad. Sus reliquias han sido trasladadas a Sevilla.

 

Luis Suárez Velasco, sacerdote

Nació en Pelúgano, Aller, Oviedo, el 29 de enero de 1897, hijo de Juan y Manuela. Recibió el bautismo el 31 de enero de 1897. Tomó el hábito en Almagro, el 22 de septiembre de 1916. Profesó el 23 de septiembre de 1917. Con muy altas calificaciones, estudió filosofía en Almagro. Cursó teología en San Esteban de Salamanca y recibió el presbiterado de manos de Mons. Julián de Diego y García Alcolea, en la capilla del seminario pontificio, el 10 de febrero de 1924.

Pasó después al «Angelicum» de Roma y frecuentó, asimismo, l’École Biblique de Jerusalén. Obtuvo el lectorado y la licencia en Sagrada Escritura. En 1931 enseñaba ya su especialidad en Almagro. Se recuerda también su entrega al apostolado entre la juventud de Acción Católica de Almagro. Le dieron muerte a los 39 años. Sus reliquias pueden venerarse en Sevilla.

 

Eduardo Sainz Lantarón, sacerdote 

Nació en Renedo de Valdearroyo (Cantabria), el 14 de noviembre de 1906. Recibió el bautismo el 16 de noviembre. Era hijo de Francisco y María, naturales, respectivamente, de Renedo y las Rozas. Tomó el hábito en Almagro, el 7 de octubre de 1923, junto con el beato Tomás Morales, incluido en la Causa de Almería. Profesó el 8 de octubre de 1924. 

Ordenado sacerdote, comenzó a enseñar filosofía en Almagro y también humanidades en la escuela apostólica. En el capítulo provincial de 1935 fue nombrado Director de la escuela apostólica. Recordaban que animaba con su carácter afable y benévolo, con su trato dulce y paterno. Tenía dotes pedagógicas y supo armonizar virtud y letras. A los 29 años, le dieron muerte. Sus reliquias pueden venerarse en Sevilla.

 

Pedro López Delgado, sacerdote 

Nació en Nogarejas de la Valdería, diócesis de Astorga y provincia de León, el 9 de febrero de 1909, bautizado el 10 de febrero. Ingresó en Almagro el 4 de octubre de 1925, con el beato Fernando Grund, muerto en Almería. Profesó el 5 de octubre de 1926. Estudió en Almagro y, n 1934-1935, en el «Angelicum» de Roma, hizo el examen para el grado de Doctor en Teología, con la calificación de «Summa cum laude», junto con el después profesor de dogmática en aquel centro, fray Stefano Deandrea. Entre sus maestros destacó fray Pedro Lumbreras. En Roma recibió las sagradas órdenes, hasta el presbiterado, el 16 de julio de 1933. Celebró la primera Misa, «en el Año Santo 1933», en la basílica de Santo Domingo de Bolonia. 

El 18 de febrero de 1932 hizo en Roma el juramento antimodernístico, prescrito por San Pío X en su motu proprio «Sacrorum Antistitum». Dio clase en Almagro durante un curso (1935-1936). Era una persona de gran ingenio y, aunque corporalmente débil, estaba dotado de un óptimo espíritu. Dio ejemplo de observancia regular y constancia en el estudio. Leía con asiduidad temas de historia de la Orden y vidas de los santos. A los 27 años, le dieron muerte. Sus reliquias se hallan en la iglesia de Santo Tomás de Sevilla.

 

fuente: Orden de Predicadores
accedido 1813 veces
ingreso o última modificación relevante: 18-6-2022
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://eltestigofiel.com/index.php?idu=sn_5313
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 18.206.14.36
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2022 - www.eltestigofiel.org - puede reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.34